martes 30/11/21

El departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento se refuerza ante la carga de trabajo originada por la situación actual. Según la regidora, Carme Gomila, “hemos pasado de hablar de confinamiento a hablar de crisis económica y social, y nuestro departamento tiene que ser la punta de lanza del Ayuntamiento”.

La regidora y el alcalde, Miquel Oliver, han hecho repaso de la gestión del departamento durante el estado de alarma por la Covid-19.

Refuerzo extraordinario para atender a los más vulnerables

En primer lugar, se ha explicado la reestructuración del departamento, que ha tenido que asumir una carga muy superior durante el confinamiento. Esto, para asumir la carga, el seguimiento de los casos, la entrada de nuevos usuarios, el mantenimiento de cuatro líneas telefónicas abiertas y tres nuevas líneas en espera. Todo, con la premisa básica de la acción vía telefónica.

En segundo lugar, se ha expuesto la ampliación del personal durante el estado de alarma. Se han contratado hasta cuatro trabajadoras sociales nuevas y se han adaptado las funciones de todas. Además, se ha contratado una trabajadora familiar y se ha llevado a cabo una adaptación del personal del centro de día. Finalmente, se han contratado cuatro auxiliares administrativos otros departamentos con menos carga de trabajo.

En tercer lugar, se ha detallado la adaptación de los servicios del departamento. Cuando a la atención individual y familiar se lleva a cabo un seguimiento de los casos anteriores y se abre expedientes a los usuarios nuevos, con una primera entrevista telefónica y la consiguiente intervención.

Incremento de los recursos

Cuando en los centros de día, se hace seguimiento de los casos, reparto de menús,

servicio de acompañamiento al hogar, tareas de higiene y se facilita material

cognitivo y fisioterapéutico. Cuando al servicio de ayuda a domicilio, se ha readaptado

progresivamente el servicio, se han facilitado EPIs, y se han asumido algunos casos prioritarios de la lista de espera y otros derivados de los centros de salud. Finalmente, y cuando a los casos de violencia machista, se lleva a cabo un seguimiento muy exhaustivo, un reparto de menús a los hijos de madres solas y se han derivado dos casos al Casal Ariadna.

En cuarto lugar, se han explicado las políticas para paliar los efectos más inmediatos del

confinamiento. Entre otras, el Ajuntament de Manacor ha puesto en marcha: el reparto de menús a 40 usuarios a niños con beca comedor o comedor subvencionado, a hijos de las mujeres víctimas, a usuarios del centro de día y a casos de dependencia, la tramitación de la renta social garantizada; hasta ahora, 108 tramitaciones, el Banco de alimentos por familias sin ingresos; hasta ahora, 219.

Además, se han habilitado ayudas económicas para familias sin ingresos suficientes y sin acceso a una renta social garantizada o una renta mínima de inserción; hasta ahora, más de cincuenta mil euros. Existe coordinación con los centros de salud y entidades: cesión de un coche, coordinación y derivación de casos y donación de alimentos por valor de tres mil euros en Cruz Roja.

Los servicios sociales, prioridad del Ajuntament de Manacor
Comentarios