lunes 01.06.2020

Santanyí inventa el término: ‘balconeo’

Santanyí inventa el término: ‘balconeo’

‘Al mal tiempo buena cara’ dice el refrán…, y los santanyiers lo tiene claro. No hay que perder el ánimo ni la sonrisa en los tiempos difíciles que nos ha tocado vivir. Por ello, viven el confinamiento obligatorio por Covid-19 de la mejor manera posible, como todo el mundo, y una hora al día, de lunes a domingo, dejan atrás los temores y el aburrimiento que conlleva el confinamiento para pasar un momento de diversión, confraternidad y conexión entre vecinos, ya sea de forma real y casi física o virtual…

Además de las tareas de limpieza, desinfección, ayuda social a los colectivos más necesitados, y atención ciudadana entre otras actuaciones que conlleva la lucha contra el Coronavirus, el regidor de Protección Civil, Emergencias, Semdesa y Fiestas, Joan Gaspar Aguiló, participa en una iniciativa vecinal cuya alma mater es el dinamizador municipal Pere Estelrich, quién monta un 'sarao' cada día de la semana de forma totalmente privada y personal.

‘Balconeo’

¿Y qué es lo que hacen en Santanyí? Pues se lo contamos enseguida... Cada día, de lunes a viernes y de 19 a 20 horas, tres azoteas del pueblo se convierten en mini discos en las que se ofrece música, una lista de canciones elaborada por peticiones de los ciudadanos a través del perfil de Instagram: santanyinersdebauxa.

Este ‘balconeo’, comenta Pere ‘Metles’, se retransmite en directo por Instagram y termina con los aplausos a las personas que trabajan duramente contra el virus; sanitarios, policías, repartidores, brigadas de limpieza, voluntarios, y sectores agroalimentarios, farmacias, etcétera. Diariamente también se pone el ‘cumpleaños feliz’ para felicitar a todos los que celebran años en esa jornada. 

Tras los aplausos, viene la lectura de un manifiesto, que elabora, cada día, un ciudadano del municipio. “Intentamos que la lectura del manifiesto corra a cargo de personas que representan a los diferentes sectores; profesores, policías, comerciantes, tercera edad, servicios sociales..., de todos los núcleos de población del municipio”.

Los manifiestos se retransmiten en directo por Instagram y se publican posteriormente en el perfil de Facebook de la alcaldesa de Santanyí, Maria Pons. El farmacéutico Bernat Marimón, fue el lector del primer manifiesto.

Los fines de semana la cosa cambia y en vez de realizarse en horario vespertino se realiza un ‘vermut temático’ de 12 a 13 horas. Y decimos temático porque los participantes, desde sus balcones o azoteas deben ir ataviados con una vestimenta que cambia cada semana. Así, ya se ha hecho el vermut en pijama y en ropa deportiva y seguramente vendrán otras temáticas como la de disfraces, en blanco, en rojo, etcétera. 

Estelrich comenta que esta iniciativa salió “expresamente por petición popular”, ya que nació a raíz de que “un día salimos al terrado a hacer un poco el ganso con música para animar a los vecinos y fue la ciudadanía quién nos pidió que siguiéramos con esta animación, porque los ciudadanos aprovechan esta hora para subir a la azotea o salir al balcón a tomar el aire o estirar las piernas con un poco de marcha y de paso confraternizar con los vecinos”.

Con esta especie de happy hour diaria para todos, y la animación especial para los más pequeños de la casa  los sábados de 11.30 a 12 horas con animación infantil, eso sí, sin salir de casa por supuesto, manifiesta Pere Estelrich, “no pretendemos molestar a nadie, por eso solo dura una hora, y lo hacemos porque gusta a la mayoría de vecinos, sobre todo a los más jóvenes”. "Todo el mundo hace lo que quiere o puede, siempre en la azotea o en el balcón de su casa".

Las entidades deportivas y culturales participan activamente en esta iniciativa como se demuestra a continuación. A petición del Club Triatlón de Santanyí, se puso esta canción como llamamiento a todos los deportistas del municipio.

“ Sabemos que en otros núcleos de población como Calonge, s’Alqueria o es Llombards, se desarrollan iniciativas parecidas, porque lo importante es crear buen ambiente entre vecinos y olvidarnos, aunque solo sea por una hora, del terrible momento que estamos viviendo”. "Estamos muy contentos con la implicación del pueblo". La Escuela de Música también partició de la iniciativa retando a los músicos santanyiners a tocar un pasodoble.

Servicios municipales

Pero como comentábamos al principio, en Santanyí no solo hay fiesta y diversión. Desde el Ayuntamiento se siguen a rajatabla las labores de limpieza y desinfección.

Según explica el concejal de Emergencias y Protección Civil, Joan Gaspar Aguiló, desde los Servicios  Municipales de Santanyí (Semdesa), se lleva a cabo la desinfección diaria, de lunes a domingo, de las inmediaciones en las que se concentra un mayor número de personas; supermercados, tiendas de comestibles, farmacias, entidades bancarias, entre otros. Y, dos veces al día se desinfecta la entrada de los centros de salud de Santanyí y Cala d’Or. Asimismo se desinfectan periódicamente todos los vehículos públicos, los utilizados por Policía Local, Protección Civil, Brigada Municipal y las unidades móviles de asistencia domiciliaria.

Una vez a la semana, con la inestimable ayuda del sector agrícola, los payeses se ofrecen como voluntarios para, con sus tractores, limpiar y desinfectar las calles de todos los núcleos de población del municipio.

“La seguridad es lo primero”, comenta el regidor y por ello, además de dotar a todos los trabajadores públicos del material necesario para desarrollar su labor de forma segura; guantes, mascarillas, monos, gel, etcétera, aunque “trabajamos para conseguir más material, sobre todo mascarillas que aunque no escasean, de momento, queremos asegurar su existencia”. 

Asimismo, el Ayuntamiento ha instalado mamparas de protección en los centros de salud de Santanyí y Cala d’Or y en las dependencias municipales para atender al público. “Aunque son pocos los ciudadanos que acuden al Ayuntamiento, hay mamparas en la entrada y en el departamento de servicios sociales por si hay que atender al público”.

Aguiló considera que la ciudadanía santanyinera “cumple muy bien las directrices dictadas por el Gobierno sobre el confinamiento aunque aquí en el pueblo, quién más quién menos tiene alguna parcela en foravila adónde debe ir de tanto en cuanto para dar de comer a los animales y así salen un poco. No se hace tan pesado como el confinamiento entre las cuatro paredes de un piso”.

De momento, con la prórroga de esta cuarentena dictada por el Gobierno Central, los de Santanyí seguirán con sus actividades y ratos de diversión.

Finalmente, el regidor, en nombre de toda la corporación municipal, agradece a todo el pueblo “el gran esfuerzo que supone moverse lo menos posible de casa y ello sin perder el buen humor, las ganas de pasarlo bien y la confraternidad entre vecinos. Una vez más se pone de manifiesto aquello de que la unión hace la fuerza y de que en los malos momentos debemos estar unido, y en Santanyí ha quedado más que demostrado, por todo ello. GRACIAS”, concluye.

Santanyí inventa el término: ‘balconeo’
Comentarios