lunes. 30.01.2023
Foto: guiarepsol.com
Foto: guiarepsol.com

Puede parecer una tontería pero no lo es. Las piedras son objetos inanimados pero esconden muchos secretos, y, en muchos casos, son fieles testigos del paso del tiempo, de la historia del mundo y de la Humanidad. Es el caso de Alcúdia, un pueblo en el que las piedras milenarias que forman parte de su patrimonio histórico, arquitectónico y cultural cobran un protagonismo nada efímero, más bien perpetuo, y que tras siglos de presencia en el municipio siguen despertando el interés, la curiosidad y el asombro de los visitantes. Y como es sabido, del pasado de un pueblo se vive el presente y se prevé el futuro.

Conscientes de ese potencial, el equipo de Gobierno municipal apuesta por un modelo turístico sostenible, en connivencia con el medio ambiente, natural y paisajístico. Así lo expone a Mallorca Confidencial, el regidor de Turismo, Josep Cladera, quien considera que la imagen que da el pueblo es “primordial, básica y esencial”, por ello, insta a residentes y visitantes a “colaborar al máximo” para mantener unas instalaciones y espacios limpios y en perfecto estado, “ya sean playas, calles o monumentos”. 

El visitante cuenta con 600 metros de muralla para recorrer una parte de su historia. Foto: mallorca-guide.dk El visitante cuenta con 600 metros de muralla para recorrer una parte de su historia. Foto: mallorca-guide.dk

Cladera se muestra satisfecho por el hecho de que los turistas describen las playas del municipio como “de las mejores del Mediterráneo”, y de qué Alcúdia haya sido elegido como ‘uno de los pueblos más bonitos de España’, de que la planta hotelera se haya adaptado a la demanda del cliente, modernizando y especializando sus establecimientos, hasta convertirlos en hoteles temáticos, como por ejemplo los destinados a ciclistas con servicios adicionales; como taller para bicicletas, gimnasio, sauna, masajes deportivos, etcétera.

Los hoteles han sabido adaptarse a las necesidades de sus clientes. Foto:Hotel Astoria Playa Los hoteles han sabido adaptarse a las necesidades de sus clientes. Foto:Hotel Astoria Playa

“Esto ha permitido ganar la lucha contra la estacionalidad turística y alargar la temporada más allá de los seis meses de la era de los años ‘70. Hoy en día, muchos hoteles no cierran o abren de febrero a noviembre, lo que permite que los visitantes dedicados al deporte puedan venir con sus familias y alargar su estancia”. “Un hecho que crea riqueza y, lo que es igual de importante, crea puestos de trabajo más estables que revierten en la población residente”.

El beneficio es unánime, la oferta complementaria está más activa, los comercios no se ven en la obligación de cerrar sus puertas y el sector de la restauración puede”sobrevivir” a la temporada baja. Un hecho que hace que el motor de la economía local no se pare, solo se ralentice, y de cada vez menos.

Patrimonio y Cultura

Está claro que Alcúdia es más que sol, playa y deporte. Es cultura, es tradición, es fiesta ancestral, es historia, es arqueología. “Queremos que las piedras hablen, que cuenten su historia, su vida a lo largo de los siglos, para ello estamos estudiando métodos para que el visitante pueda pasear por el casco histórico, recorrer la muralla o visitar Pollentia sabiendo lo que ve”.

Una idea sería, cuenta el regidor, que las Oficinas de Turismo ofrecieran al visitante la posibilidad de alquilar audioguías para hacer el recorrido, “no es lo mismo hacer una visita guiada que explique a cada momento lo que ves que hacerlo sin ningún tipo de información, está claro que, en este caso, las piedras están mudas y el visitante no aprecia lo que ve”. Otra opción serían las visitas mediante un guía profesional.

“Cada vez, Alcúdia está más viva, cree el tejido empresarial, la oferta de restauración y el sector comercial”. Hoy en día, Alcúdia cuenta con tiendas especializadas y no solo con el clásico ‘souvenir’ enfocado únicamente al turista estacional. Pasear por Alcúdia es una experiencia inolvidable que ha tenido su reconocimiento al ser elegido como uno de los 'Pueblos más bonitos de España', cuyo galardón recogerán los miembros consistoriales en Fitur.

Pasear por Alcúdia es una magnífica experiencia (Foto: Asociación Los Pueblos más Bonitos de España). Pasear por Alcúdia es una magnífica experiencia (Foto: Asociación Los Pueblos más Bonitos de España).

Proyectos 

Hablar de Thomas Cook en Alcúdia es hablar de esfuerzo y superación ante la adversidad, porque hubo muchos hoteles afectados que han sabido “resurgir de sus cenizas” y seguir hacia adelante. La clave, según Cladera, está en diversificar la oferta entre varias agencias, para garantizar unos mínimos. 

Además del esfuerzo empresarial, cabe destacar que Alcúdia cuenta con un visitante reincidente, ya sea local o extranjero, “muchos mallorquines viene a pasar el fin de semana a nuestros hoteles, disfrutan de nuestra gastronomía y hacen sus compras en nuestros comercios”, fidelizar a nuestros visitantes es un mantra que seguimos desde hace muchos años.

La oferta gastronómica es muy variada en un sector de la restauración en continuo avance. La oferta gastronómica es muy variada en un sector de la restauración en continuo avance.

“Tenemos casos de turistas que venían de jóvenes a pasar sus vacaciones una vez al año y ahora, ya jubilados, vienen varias veces, incluso haciendo coincidir su visita con fiestas locales o acontecimientos importantes El objetivo del Consistorio es dinamizar el pueblo y los diferentes núcleos de población, promocionando en el exterior un destino preferente que lo tiene todo.

Alcúdia quiere que ‘las piedras hablen’ de su pasado, presente y futuro
Comentarios