viernes. 03.02.2023
Alcanzar la cima del Galatzó es un reto para  el visitante amante del deporte. (Foto: Archivo)
Alcanzar la cima del Galatzó es un reto para el visitante amante del deporte.

Y es acogedor porque al tratarse de un municipio muy disperso, con muchos núcleos de población, tanto en la zona costera como en el interior, el visitante puede conjugar diferentes modalidades turísticas; además del sol y playa, existe un turismo deportivo, cultural, gastronómico, medioambiental, natural y paisajístico, entre otros. Lo avalan su más de 60.000 plazas hoteleras, sus 34 playas (15 de las cuales ostentan el certificado ’Q’ de calidad), sus pequeñas localidades de interior como es Capdellà, sus museos o la visita al Puig de Galatzó. Todo ello y más en un destino acogedor en el que el visitante puede sentirse “como en casa”.

Así lo expresa el alcalde, Alfonso Rodríguez, para quién Calvià se aleja mucho de las tórridas imágenes del turismo de borrachera. Calvià cuenta con una riqueza natural marina y terrestre única. Conjuga algunas de las reservas marinas más bonitas del Mediterráneo, como las situadas en El Toro o las islas Malgrats, foco de submarinistas y amantes de lo oculto en el fondo marino; con la majestuosidad del Puig de Galatzó, Patrimonio de la Humanidad y puerta directa a la Serra de Tramuntana, más de 14.000 m2 de naturaleza en estado puro para que el visitante pueda maravillarse no solo del entorno, sino también de la extensa y rica flora y fauna en un ecosistema perfecto e imperecedero. “Solo con estas dos modalidades, el visitante de naturaleza y salud tiene garantizado su disfrute”.

Visitar la finca de Galatzó, junto al entorno natural del Puig, declarado Patrimonio de la Humanidad. Visitar la finca de Galatzó, junto al entorno natural del Puig, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Cultura y deporte

El tejido empresarial del municipio se sustenta por tanto de muchas modalidades turísticas, siendo éstas su principal fuente de ingresos. Sin embargo, también existe una riqueza derivada de las visitas de personas y familias atraídas por la cultura, por las fiestas locales como las tradicionales ‘Festes del rei Jaume I’ o lo que será el futuro parque arqueológico de ‘Sa Morisca’, un enclave milenario que contará en breve con el ‘Museo del Puig de sa Morisca’, en el que el visitante descubrirá los vestigios de los primeros pobladores. “Será el foco de atención arqueológico de Baleares”, asegura el alcalde.

La batalla de moros y cristianos es uno de los actos principales de las 'Festes del rei Jaume'. La batalla de moros y cristianos es uno de los actos principales de las 'Festes del rei Jaume'.

Un alcalde que también apuesta por “activar la práctica deportiva, porque atrae no solo al deportista sino también, muy a menudo, a su familia o amigos”. Así, Rodríguez quiere potenciar las instalaciones deportivas o ‘training camps’, para fomentar los entrenamientos y las competiciones en varias disciplinas, muchas de ellas ya consolidadas como; la ‘Challenge’ de Paguera que aúna en una sola convocatoria natación, media maratón y ciclismo, o el Torneo masculino ATP 250 que se celebrará el próximo mes de junio en Santa Ponsa y que, a juicio del alcalde, “será un acontecimiento deportivo de primera magnitud ya que se celebra sobre hierba”. A ello hay que añadir la oferta de golf, cicloturismo, senderismo y las modalidades deportivas que pueden practicarse en la playa como el voley, entre otros.

La Challenge de Paguera es uno de los acontecimientos deportivos con mayor participación. La Challenge de Paguera es uno de los acontecimientos deportivos con mayor participación.

“Y podríamos seguir enumerando miles de posibilidades, porque somos un municipio acogedor, que mimamos al turista conscientes de que es nuestra fuente de ingresos y a él/ella, van dedicados todos nuestros esfuerzos en temas de excelencia y calidad”. "Una apuesta que beneficiará a todo el sector económico del municipio; empresarios de alojamientos turísticos, restauración, alquiler de vehículos, comercios, y oferta complementaria en general".

De hecho, la presencia de Calvià en Fitur implica la participación activa de su alcalde en el Foro de Exceltur para tratar, en un coloquio junto a otros alcaldes españoles, la gestión sostenible de los destinos turísticos consolidados o el proceso de transferencia digital de los mismos. 

Alfonso Rodríguez es el nuevo presidente de la Comisión de Turismo de la FEMP. Foto: Hosteltur. Alfonso Rodríguez es el nuevo presidente de la Comisión de Turismo de la FEMP. Foto: Hosteltur.

Además, Alfonso Rodríguez, mantendrá reuniones diversas como presidente de la Comisión de Turismo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), tras alcanzar el cargo en sustitución del alcalde de Palma, José Hila.

Veto al turismo de excesos

Porque Calvià es más que una borrachera, el alcalde ha valorado “muy positivamente” el decreto aprobado por el Consell de Govern contra el turismo de excesos y que pone veto a determinadas conductas por parte de los visitantes, además de establecer normas para determinados empresarios del sector turístico y de la oferta complementaria como; las ofertas agresivas o gratuitas de alcohol, las ‘party boats’, o excursiones etílicas (pub crawling), la expulsión inmediata de los turistas que practiquen ‘balconing’, entre otras medidas. Así mismo destaca la importancia de que se prohíban prácticas denigrantes especialmente para las mujeres. 

El decreto aprobado por el Govern permitirá regularizar el turismo de excesos. Foto: elplural.com El decreto aprobado por el Govern permitirá regularizar el turismo de excesos. Foto: elplural.com

El alcalde recuerda que “se venían pidiendo actuaciones desde hace años que complementaran las acciones que hemos estado llevando a cabo desde el ámbito municipal, por lo que considero un paso muy importante que se hayan escuchado las reclamaciones de Calvià para sumar los esfuerzos de todos los actores implicados, para avanzar en una reconversión del destino que no tiene marcha atrás”. “Estoy convencido de que más pronto que tarde, estos esfuerzos, darán sus frutos”.

 

 

Calvià, un municipio acogedor a la sombra del imponente Puig de Galatzó
Comentarios