lunes. 30.01.2023

Ese es el objetivo del equipo del Gobierno municipal liderado por el alcalde, Rafel Fernández, para promocionar la riqueza patrimonial y arquitectónica del pueblo de Capdepera, y no solo para turistas extranjeros sino para visitantes en general, sean nacionales o locales. Precisamente porque Capdepera no se reduce a unas playas de ensueño; de arena blanca y aguas cristalinas; de paisajes bucólicos; de paseos al atardecer o a la luz de la luna; de rutas senderistas o de mountain bike; de competiciones deportivas a nivel internacional; de una oferta gastronómica, hotelera y de restauración singularmente competitiva, de todo ello, como las meigas, ‘haberlas haylas’..., pero Capdepera es mucho más.

Es fantasía, historia antigua, leyenda, misterio. Es descubrir un pasado remoto que siempre ha marcado el presente y el futuro del pueblo y de sus orgullosos habitantes. Y decimos orgullosos, porque los gabellins y gabellines tienen en su ADN una herencia impotente, basta con visitar el pueblo para darse cuenta de ello.

El visitante, sea extranjero o nacional (incluidos aquí los propios mallorquines), se queda con la boca abierta nada más traspasar el umbral de Capdepera y ‘toparse de cara’ con la majestuosidad imperecedera del Castell. Ahí empieza la aventura.

Deambular por el interior del castillo, recorrer la muralla y sus almenas es uno de los grandes atractivos del pueblo. Deambular por el interior del castillo, recorrer la muralla y sus almenas es uno de los grandes atractivos del pueblo.

Conscientes de que el turismo es el motor de la economía del municipio, asegura el regidor del ramo, Pere Terrassa, “tenemos la necesidad de dar a conocer al mundo que Capdepera no solo es ‘sol y playa’ y que el municipio abarca mucho más allá de su zona costera”. “Tenemos una zona interior muy rica en patrimonio, arquitectura, cultura, tradiciones y actividades deportivas, gastronomía, entre un largo etcétera de posibilidades para el visitante que quiere algo más”.

Un sentir común a los municipios colindantes de Manacor, Son Servera, Artà y Sant Llorenç des Cardassar, que ha posibilitado la creación de la marca ‘East Mallorca’, con la que estos municipios comparten y aúnan esfuerzos y objetivos, como, por ejemplo, la creación de un proyecto de gran recorrido de rutas senderistas que unirían estos municipios en un solo trazado y cuyo valor de ejecución asciende a los 915.000 € de inversión. Por aquello de que “la unión hace la fuerza”, estos municipios entrelazan objetivos en su lucha contra la estacionalidad, la promoción del tejido empresarial y la calidad de vida de sus residentes.

La presencia de Capdepera dentro de la marca 'East Mallorca' es constante en las ferias nacionales e internacionales. La presencia de Capdepera dentro de la marca 'East Mallorca' es constante en las ferias nacionales e internacionales.

‘Capdepera Vila’

Pero además de las oportunidades de ocio, tiempo libre, deporte y playa, Capdepera tiene un potencial cultural que el regidor desea hacer extensivo a todos los mallorquines y a los gabellins en especial. “A menudo los de casa desconocen las posibilidades que ofrece el municipio”.

El visitante puede integrarse en el paisaje floral de los jardines de Can March, empaparse de la cultura local en la casa-museo Melis Cursach, conocer los vestigios de su civilización en el poblado talayótico de ‘es claper des gegant’ de Canyamel (a pesar de que parte del yacimiento está enterrado y a la espera de que se realice un plan integral de actuación arqueológica para su total recuperación), o visitar el centro histórico de la localidad hasta alcanzar las almenas del espectacular castillo medieval.

Visitar la casa de verano y jardines de la familia March en Cala Rajada. Foto: Fundación Bartolomé March. Visitar la casa de verano y jardines de la familia March en Cala Rajada. Foto: Fundación Bartolomé March.

Así nace ‘Capdepera Vila’, según explica el regidor de Turismo, Pere Terrassa, “una marca diferenciadora de otros destinos”, basada en la riqueza patrimonial y arquitectónica del pueblo de Capdepera, que dé a conocer al mundo y a los residentes el tesoro no oculto de sus calles y de sus gentes.

El objetivo está claro, sacar del olvido un pueblo milenario, revitalizar sus calles, su centro histórico, su tejido empresarial, potenciar la apertura de negocios, la adquisición de viviendas y, en definitiva, devolverlo a la vida que tenía siglos atrás.

La casa-museo Melis Cursach acoge multitud de actividades culturales a lo largo del año. La casa-museo Melis Cursach acoge multitud de actividades culturales a lo largo del año.

Inversiones

Capdepera ha sido uno de los municipios afectados por la quiebra de Thomas Cook, con unos 12 millones de € de pérdidas, por ello, el municipio ha solicitado participar en el programa de subvenciones de que el Ministerio de Turismo otorga a las Comunidades Autónomas afectadas y que, en el caso de Baleares, es de 8 millones de €. El municipio ha presentado el proyecto de construcción de un carril bici que conecte Capdepera con sa Font de sa Cala, una obra que tiene un coste aproximado de 1,1 millones de €, aproximadamente, de los cuales, 523.000 € serán sufragados por el Govern a través de esta ayuda ministerial. 

El objetivo es enlazar todos los núcleos de población del municipio a través de una ruta ciclista. Foto: firstsunmallorca.com El objetivo es enlazar todos los núcleos de población del municipio a través de una ruta ciclista. Foto: firstsunmallorca.com

El proyecto final, que tiene un coste de 9 millones de €, es una red de 9 ejes ciclistas que creen una conexión por carril bici entre todos los núcleos del Término Municipal; Capdepera, Font de sa Cala, Cala Rajada, Cala Mesquida y Canyamel. 

Nace la marca ‘Capdepera Vila’ para recuperar su historia y patrimonio
Comentarios