lunes. 27.05.2024

El magistrado Mark Goldsmith ha bloqueado la deportación de más de 1.400 iraquíes. De este modo, gracias al juez federal del estado de Míchigan, podrán permanecer unos meses más en suelo norteamericano.

Pero, no solo eso, durante este período podrán adquirir asistencia legal. Y, presentarse ante los tribunales antes de ser expulsados del país. Así lo ha explicado el propio Goldsmith, quien ha considerado que, en dicho caso, podrían "ser sometidos a daños irreparables".

Este era el principal argumento de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) al proponer que se bloqueara la deportación. Y es que, la entidad había alertado en reiteradas ocasiones de que muchos de los iraquíes que se encuentran en el país son católicos caldeos, musulmanes suníes o kurdos iraquíes, que pertenecen a grupos minoritarios y que, de regresar, podrían ser "objeto de todo tipo de abusos".

Por todo, ello, la abogada de la ACLU Miriam Aukerman ha agradecido al juez su labor. Pues, ha incidido, en que les "está dando una oportunidad realista y significativa para que defiendan sus casos ante los tribunales".

Un juez de EEUU bloquea la deportación de más de 1.400 iraquíes