miércoles 1/12/21

Las dos primeras fases del parque de la Fachada Marítima estarán acabadas a lo largo del próximo mes de junio. El parque se está desarrollando en estos momentos en los dos solares municipales comprendidos entre la calle Joan Maragall y la vía litoral

Así, por un lado, se ejecuta la parte del parque más próxima a las Avenidas (entre Joan Maragall, la avenida Gabriel Alomar y vía litoral) y, por otro, la parte del parque más cercana a Manuel Azaña. A lo largo de este año, estos dos solares se enlazarán provisionalmente a través de un paseo que transcurrirá frente al edificio de GESA, el lado más cercano a la mar.

Hoy mismo, la junta de gobierno ha cerrado ya el proceso administrativo de la reparcelación de la fachada marítima que permite la inscripción como municipal de los solares centrales, en uno de los que se ubica el edificio de Gesa. Tanto el solar como el edificio son desde hoy titularidad municipal.

En un futuro, el parque de la fachada, que se está ejecutando ahora en sus dos extremos, continuará en el solares centrales y tendrá en su totalidad una extensión de 40.000 metros cuadrados.

Este año, el Ayuntamiento prevé iniciar las obras de rehabilitación del edificio de GESA, que será un equipamiento municipal, para ubicar en la parte de abajo una comisaría de Policía Local, recuperar el auditorio existente para las entidades y ganar espacios sociales y culturales para la ciudad. Será el primer paso para que este edificio sea más accesible desde el Parc y se convierta en un referente para la promoción de Palma.

La construcción del parque de la fachada en sus dos primeras fases ha permitido transformar en zona verde una superficie que suma 20.000 metros cuadrados. Se trata de la mitad total del parque de la Fachada Marítima, una zona verde que ocupará el lugar donde la pasada legislatura se había previsto levantar edificios de lujo.

Este parque es una pieza clave del nuevo modelo de ciudad que apuesta por abrir Palma al mar. Una vez completado, servirá para que Palma disponga de un total de 125.000 metros cuadrados de corredor verde en primera línea: Parque de la Mar, Baluard del Príncipe, y Parque de la Fachada Marítima.

Los 20.000 metros cuadrados de parque que se ejecutan suponen una inversión de 5 millones de euros financiados por el Plan E. Un total de 60 personas están trabajando en la construcción del parque. En esos 20.000 metros cuadrados que ahora se están completando, se sembrarán 200 árboles nuevos de 19 especies distintas, todas adaptadas al clima mediterráneo. Es un parque que crea recorridos para pasear y gozar de las vistas de la bahía desde diferentes niveles.

Una obra que se desarrolla en dos espacios

Actualmente, la obra se desarrolla en dos espacios diferenciados. La parte más avanzada, y que previsiblemente estará acabada a finales de abril, es la que está situada junto a la calle Manuel Azaña y suma una superficie de 9.915 metros cuadrados.

En este espacio actualmente se está instalando la iluminación, se está ultimando la siembra de árboles y se está acabando de instalar el área de juegos infantiles con forma de barco pirata.

Durante las próximas semanas se acabarán de colocar los pavimentos y también se instalará el mobiliario urbano. Esta parte del parque cuenta con una rampa que facilita el acceso desde la parte más baja del parque hasta Joan Maragall.

En la otra zona donde se desarrolla la obra es la más cercana al Avenida Gabriel Alomar, que suma una superficie total de 10.812 metros cuadrados. En esta zona se aprovecha el desnivel de 5 metros que existe entre la vía litoral y la calle Joan Maragall para crear un mirador con árboles y pavimentos a distintos niveles desde donde se podrá gozar de las vistas a la bahía y del centro de Palma.

Este desnivel se ha aprovechado para ubicar un equipamiento soterrado de 4.300 metros cuadrados que cuenta con diferentes puntos de luz que provienen del mirador situado arriba. En este espacio podrá ubicarse equipamiento socio-cultural, administrativo, deportivo, recreativo, comerciale o de restauración que se irán definiendo más adelante.

Esta parte del parque estará lista el próximo mes de junio. Ya se acabó la parte más complicada de la obra, la estructura del mirador, y ahora resta llenarla de tierra en la parte de arriba, sembrar los árboles y acabar los pavimentos.

Frente al equipamiento se tiene que acabar de instalar también una zona de juegos infantiles y una rampa que comunicará el mirador con la parte más baja del parque.

20.000 metros cuadrados de parque en la Fachada marítima
Comentarios