jueves 21/10/21

El 90% de las calles de Palma tendrán la velocidad limitada a 30 kilómetros por hora

En las 190 vías restantes se podrá circula a un máximo de 50km/h cuando entre en vigor la ordenanza 'Ciudad 30'.
2020100911250336821
Un paso de peatones en una calle de Palma.

El Ayuntamiento de Palma ha establecido los 30 km/hora como velocidad genérica en el 90 por ciento de las calles de la ciudad, mientras que en las 190 vías restantes el límite será de 40 o 50km/h, según la modificación de la Ordenanza de Circulación que transforma Palma en una 'Ciudad 30', y que entrará en vigor previsiblemente la próxima semana.

Estos cambios han obligado a revisar las velocidades permitidas en las 2.700 calles que conforman la red viaria. De acuerdo con la jerarquización aprobada en el PMUS de 2014 de la red viaria y, en base a la tipología de cada calle las intensidades y la integración de la red de transporte público, el área de Movilidad Sostenible ha decidido rebajar la velocidad máxima permitida en 55 calles.

En concreto en 52 calles la velocidad baja de 50 a 40 km/hora y en tres calles de 60 y 70 km/hora a 40 y 50 km/hora. La entrada en vigor de 'Palma, Ciudad 30', que después de ser aprobada definitivamente se ha notificado al pleno de septiembre y a Delegación de Gobierno, se publicará nuevamente en el BOIB a finales de octubre, detallando las normas que quedarán vigentes en materia de velocidad en el término municipal de Palma.

Nueva señalización antes de fin de año

Según ha detallado Cort, 'Palma, Ciudad 30' entrará en vigor de forma gradual. De este modo, a partir de finales de octubre la velocidad máxima permitida será de 30 km/hora en todas aquellas calles que no dispongan de señalización específica y, durante los próximos dos meses, se adaptará el resto de señalización de Palma de acuerdo con el nuevo decreto de velocidad que define las velocidades máximas permitidas en un total de 190 calles.

Esta medida hará que se rebaje la velocidad permitida a un total de 38 kilómetros de calles de Palma. A este respecto, el teniente de alcalde de Movilidad Sostenible, Francesc Dalmau, ha destacado la apuesta por un nuevo modelo de movilidad más amable, más humana y más sostenible que supone la transformación de Palma en una Ciudad 30.

Según el edil, la medida permite reforzar la seguridad viaria y avanzar hacia un nuevo modelo de movilidad con mayor protagonismo para la bicicleta, los vehículos de movilidad personal, los trayectos a pie y el transporte público en detrimento del protagonismo del coche.

Además, para vigilar el cumplimiento se ha iniciado en una primera fase la campaña informativa bajo el lema 'Respeta, convive, comparte' y, además, se ha previsto instalar tres nuevos radares de control de velocidad. Actualmente en Palma hay seis radares ubicados a puntos fijos con dos cámaras y un foto-rojo.

El 90% de las calles de Palma tendrán la velocidad limitada a 30 kilómetros por hora
Comentarios