martes 7/12/21

Más de 1.000 personas se dieron cita anoche en el Casino de Mallorca para conocer la candidatura socialista al Ayuntamiento de Calvià para las próximas elecciones del 22 de mayo, además de los candidatos, de Alfonso Rodríguez, candidato a la alcaldía de Calvià, tambien estuvieron Farncesc Antich y Francina Armengol, así como altos cargos del Govern, e incluso la eurodiputada Teresa Riera.

En una noche en la que el nombre de Zapatero estaba presente en todas las mesas, Alfonso Rodríguez, candidato socialista en Calvià, quiso reivindicar la pasión por la política, envió claramente un mensaje a su adversario popular, "quién no gobierna con el corazón lo acaba haciendo por el bolsillo", se refirió al PP de Calvià como el "partido partido", ya que tres de sus dirigentes se encuentran ahora liderando tres formaciones diferentes, para explicar quién es Manuel Onieva, su oponente popular, se refirió a los discos de vinilo, donde en los sencillos se incluía un tema para vender, la cara A y luego otro de relleno, la cara B, "en Calvià, Onieva es la cara B del disco de Delgado".

Reiteró su compromiso de reajustar los gastos en el Ayuntamientos, empezando por rebajar el sueldo de Alacalde un 30% y el número de asesores en un 40%, la necesidad de que Calvià pudiese generar riqueza y que por tanto su actividad económica se ampliase hasta los nueve meses al año y no como ahora los escasos tre o cuatro meses, también hizo referencia a la necesidad de dotar de espacios de convivencia a las personas que viven y trabajan en Calvià.

Por su parte Armengol reiteró su discurso sobre la consolidación del cambio y Antich sobre la necesidad de no volver al pasado, con el PP. Antich hizo referencia a Zapatero omo el presidente español que más ha invertido en Baleares y que más políticas sociales ha realizado.

Hoy los socialistas tienen un cita con Rubalcaba, que parece ser viene "poco declarativo".

Alfonso reclama en Calvià "pasión por la política"
Comentarios