jueves 2/12/21

El GOB hace balance de la política territorial y ambiental de la legislatura: decepción y descrédito. El GOB destaca el alejamiento respecto a los compromisos fundamentales del pacto inicial.

El GOB ha explicado esta mañana cual es su balance tras llegar al final de la legislatura de la actuación de las distintas instituciones y de la legislatura "progresista". Según el grupo ecologista el territorio debía ser el eje clave de las políticas de este Govern tras una legislatura muy dura desde el punto de vista de destrucción territorial y planificación de una expansión sin límites ecológicos ni territoriales, el compromiso era hacer un cambio en las políticas que definirán el futuro desarrollo, económico y territorial en Mallorca.

Para el GOB la crisis sistémica ha posicionado la necesidad de la reactivación económica sobre los compromisos iniciales. Ello ha comportado el impulso de medidas conservadoras por parte de los gobiernos progresistas y la constatación de que la diferencia en la concepción del modelo económico y de éste en relación con el territorio, sólo se ha hecho efectiva en el discurso.

Para el GOB la legislatura empezaba con buen pie: el decreto-ley y la Ley de Medidas Urgentes para el Desarrollo Urbanístico Sostenible, un indicio de lo que parecía que iba a ser un cambio en las políticas territoriales. Al margen de esta iniciativa legislativa, cabe mencionar pequeños triunfos que han marcado la legislatura: la protección de Son Real, Es Guix, la eliminación de las Áreas de Reconversión Territorial, la declaración de ZEPA en Son Bosc el impulso del transporte ferroviario, el tranvía, los cambios en la movilidad en Palma, las mejoras en el control de la disciplina urbanística y el inicio de la actividad contra la corrupción urbanística...

Según es balance ecologista, medidas positivas pero en demasiados casos puntuales y que no responden a una estrategia global de cambio de modelo.

La gran decepción para el GOB ha sido sobre todo que la legislatura no ha significado el cambio esperado.Se han perdido valiosas oportunidades (revisión en profundidad del Plan de Carreteras, modificación del modelo de desarrollo del Plan Territorial, revisión de la normativa en relación a la política de residuos basada en la incineración, cambio del futuro de la planificación energética...)

El GOB afirma que se ha dado continuidad a proyectos y políticas de anteriores legislaturas sin el coraje ni la voluntad política suficiente para iniciar el camino de este cambio (Son Espases, Port Adriano, planificación y declaración de nuevos espacios naturales...2on cinturón - vía conectora).

En materia urbanística, se han generado precedentes legislativos delicados que, bajo la excusa de la dinamización económica, han abierto la puerta a una nueva modalidad de urbanismo a la carta. En este sentido el GOB destaca la perversa utilización de los decreto-ley que han culminado en nuevas leyes de amnistía y desregulación urbanística y turística y la incapacidad para sacar adelante defintivamente una ley del suelo.

Decepción y descrédito en el GOB tras la legislatura "progresista"
Comentarios