domingo. 03.07.2022
Secuencia del vídeo de Mallorca Blue
Secuencia del vídeo de Mallorca Blue

Mallorca Blue ataca de nuevo. Después de denunciar (con éxito) a través de dos impactantes vídeos la situación de los torrentes, la entidad ecologista vuelve a la carga con otra grabación en la que alerta de las consecuencias de la saturación turística de este pasado verano en la Isla. Las imágenes muestran varios puntos de la costa mallorquina donde "los bañistas son confinados en reducidos guetos de baño".

Desde Portals Vells, Portocolom y Cala Llombards hasta rincones como Cala Gat, las secuencias invitan a la reflexión y quién sabe, si también, removerán alguna que otra conciencia.

Secuencia del vídeo de Mallorca Blue Secuencia del vídeo de Mallorca Blue

El ejemplo de Portals 

La grabación pone el ejemplon de Portals Vells, señalando que "3.000 bañistas ocupan el 10% de la cala mientras que 80 barcos, el 90% de la cala". Además, los ecologistas recuerdan que las embarcaciones arrancan la posidonia.

"A 50 metros de costa rocosa y 200 metros de playa sin balizar, la velocidad máxima permitida es de tres nudos", subrayan desde Mallorca Blue, que también denuncia a los restaurantes que ocupan "sin autorización" parte de la superficie de las calas.

Por otra parte, demandan a los consistorios «ampliar y crear zonas de baño balizando para proteger a los bañistas».

https://www.facebook.com/watch/?v=636794173512220

Las denuncias de los torrentes 

El pasado lunes 12 de agosto, la plataforma denunció públicamente la alarmente situación de los torrentes de Palma a través de un vídeo que fue difundido a través de sus redes sociales, en el que subrayaban que «los plásticos saldrán en las próximas lluvias fuertes al mar». Además, apuntaban a «vertidos deliberados (talleres y construcción piratas), suciedad de los asentamientos, falta de limpieza en polígonos y torrentes, falta de confinamiento en naves y riberas», como los culpables.

Leer Más: Los torrentes, llenos de plásticos que las próximas lluvias arrastrarán al mar

Apenas dos semanas más tarde, la entidad alertó de la presencia de vertidos y residuos procedentes de «talleres pirata» en el Torrent de na Bàrbara, en Palma, a tres kilómetros del mar. Una denuncia a la que se sumaron Libera y SEO-Virot. Ambas entidades, junto con Ecoembes, advirtieron de la acumulación de residuos en los torrentes de Palma y solicitaron (con éxito) a las administraciones que eviten que lleguen al mar.

Leer Más: Empieza la limpieza del tramo urbano del torrente palmesano de sa Riera

Denuncian la saturación turística de este verano con un impactante vídeo
Comentarios