viernes 14/8/20

La economía circular llega a los hoteles de Mallorca

El Impuesto de Turismo Sostenible propicia el ahorro de cerca de 25.000 botellas de plástico por temporada 
El proyecto de impulso de la economía social y circular facilita a la cadena Garden Hoteles poner en marcha una planta propia de compostaje (Foto: CAIB)
El proyecto de impulso de la economía social y circular facilita a la cadena Garden Hoteles poner en marcha una planta propia de compostaje (Foto: CAIB)

El proyecto de impulso de la economía social y circular, financiado a través del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS), ha permitido que la cadena Garden Hoteles ahorre cerca de 25.000 botellas de plástico por establecimiento y temporada cambiando los amenities por dispensadores reutilizables. Esta medida forma parte de la iniciativa de la cadena que tiene como objetivo realizar todas las fases del ciclo de economía circular en los hoteles.

Asimismo, la cadena hotelera ha puesto en marcha una planta propia de compostaje. 

Apostar por una economía de proximidad

Garden Hoteles también cuenta con una planta propia de compostaje, como parte del impulso de la gestión sostenible de residuos turísticos. El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, el director general de Residus i Educación Ambiental, Sebastià Sansó y la directora general de Emprendimiento y Economía Social y Circular, Vanessa Rosselló, acompañados de la vicepresidenta de Garden Hoteles, Magda Ramis y el interventor general de Garden Hoteles, Jaume Ordinas, han visitado, este miércoles, la finca de sa Teulera, donde la cadena tiene las instalaciones.

El compost que se obtiene a partir de los restos orgánicos y de poda de los hoteles es ecológico y se utiliza a las fincas de los productores locales donde el establecimiento turístico compra los productos.

El conseller ha destacado el trabajo iniciado por la cadena hotelera hace cuatro años, "un ejemplo de modelo económico que demuestra que el futuro pasa por dejar atrás la cultura de comprar, usar y tirar y apostar por una economía de proximidad, que aproveche los recursos y que sea sostenible, tanto social como medioambientalmente".

Por su parte, Ordinas ha añadido que "tenemos una gran oportunidad de impulsar un cambio significativo convirtiendo el residuo en un recurso. Además, contribuimos a potenciar el producto local y ecológico puesto que toda la materia orgánica es apta para la agricultura ecológica".

Los establecimientos hoteleros, además de haber impulsado el proyecto de economía circular, cuentan también con el distintivo ambiental EMAS, acrónimo de Eco-Management and Audit Scheme (Sistema de Gestión y Auditoría Ambientales), con el cual se acredita que la empresa sigue el modelo de gestión ambiental europeo basado con la norma ISO 14001.

La economía circular llega a los hoteles de Mallorca
Comentarios