viernes 3/12/21

La Comisión de Hacienda y Presupuestos del Parlament balear aprobó ayer, a través de una propuesta de resolución presentada por el Grupo Parlamentario Popular, instar al Govern a realizar las gestiones que sean necesarias para aclarar, si es el caso, las irregularidades reflejadas por el informe de la Sindicatura de Cuentas de las Islas Baleares, relativo a la cuentas generales de la CAIB correspondiente al ejercicio 2011. Por otro lado, y mediante la presentación por parte de los populares de una segunda propuesta, el Parlament ha rechazado, tal y como constata el Informe, que se concedieran subvenciones de forma directa sin libre concurrencia, por parte del anterior Govern y días después de haber perdido las elecciones, a entidades y asociaciones claramente vinculadas ideológicamente a los partidos que formaban parte de aquel Govern, y máximo cuando ese mismo equipo de gobierno ya no pagaba a los proveedores ni a las entidades de carácter social.

En este sentido, el diputado menorquín Antoni Camps, portavoz de Hacienda del GPP, ha destacado que el informe constata que tres días después de haber perdido las elecciones, el conseller de Educación y Cultura del Pacte aprobó la concesión de una subvención destinada a la Obra Cultura Balear por valor de 100.000 euros “mientras las asociaciones de discapacitados se manifestaban delante del Parlament porque no se les pagaba”, hecho que el popular ha tildado de “poco ético”.

A este respecto, y en palabras de Camps, “la Sindicatura es muy clara al aseverar que no está justificada una subvención a dedo que curiosamente fue a parar a un grupo ultracatalanista que ni siquiera es capaz de defender nuestras modalidades lingüísticas”. Camps también ha hecho referencia a la Intervención General de la CAIB quien se ha pronunciado en la misma línea argumentando que “el interés público, económico o social de la actividad subvencionada no basta para justificar la causa de la adjudicación directa”.

Finalmente Camps se ha defendido de las acusaciones que aseguran que el Partido Popular tiene fobia al catalán y ha apuntado que “el PP lo que no va a hacer es aceptar que unas minorías intenten monopolizar la lengua de todos y convertirla en un negocio”.

El PP pide que se investigue una subvención de 100.000 € a la OCB
Comentarios