viernes 3/12/21

El pleno del Ajuntament de Palma ha aprobado hoy por unanimidad la declaración de Palma como ciudad antidesahucios, tal y como proponían los grupos de la oposición, PSIB-PSOE y Més. La presión de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca ha sido decisiva para que el PP cambiara el sentido de su voto desde la comisión de la semana pasada en la que votó en contra. La portavoz de la PAH, Ángela Pons, ha recordado que desde el último pleno, se han producido 18 nuevos desahucios en Palma que contradicen las buenas palabras del alcalde y ha lamentado la falta de ayudas en 2012, a pesar de haber cerrado el año con superávit económico.

La portavoz del PSIB-PSOE en el consistorio, Aina Calvo, se ha mostrado satisfecha por el acuerdo que demuestra que el trabajo de la oposición sirve para obligar al gobierno municipal a velar por los ciudadanos. No obstante, Calvo ha asegurado que “las buenas palabras no sirven de nada sino van acompañadas de acciones contundentes”. En este sentido, ha recordado que “el alcalde Isern ha dejado de gastar 28millones en 2012 que se podrían haber destinado a personas en situación de desahucio o a colectivos desfavorecidos, pero su opción ha sido subir impuestos, recortar servicios y dejar sin ayudas a las 1.300 familias que sufrieron un desahucio el año pasado”.

La declaración aprobada implica además una serie de medidas concretas para llevar a cabo la función de acompañamiento y apoyo a todas las personas que cada día sufren bajo la amenaza de desahucio o ya han sido desahuciadas. En concreto, se abordará “la creación de la Oficina Municipal de Alquiler y de Intermediación Hipotecaria para paliar la situación de desequilibrio entre los deudores y las entidades bancarias que ejercen una presión demoledora y casi esquizofrénica que las plantean soluciones sin salida que los abocan al desahucio inmediato”, tal y cómo ha explicado la regidora socialista Virgina Abraham.

Además, se propone que el Ayuntamiento de Palma no participe en ningún proceso de desahucio y esto significa “negar la participación de la Policía Local y Bomberos en los procesos de desahucio”. La propuesta de la oposición se completa con la creación de un programa de asistencia psicológica a las víctimas de desahucio tal y cómo reclaman muchas entidades.

El PP rectifica y Palma se declara ciudad antidesahucios
Comentarios