martes 7/12/21

El PSIB-PSOE considera una estafa a la ciudadanía que el Ayuntamiento de Palma cierre el presupuesto de 2012 con un superávit acumulado de 27,6 millones de euros después de haber traicionado los palmesanos con más impuestos y recortes de servicios que, según demuestran ahora los datos, se podrían haber evitado, tal y como defendían los socialistas.

Así lo ha manifestado la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Palma, Aina Calvo, para quien las cifras presentadas hoy por el gobierno del alcalde Isern echan por tierra las mentiras del PP: “ni la situación económica del consistorio era tan mala como decían, ni los recortes eran tan necesarios”.

El Ayuntamiento de Palma ha cerrado el ejercicio 2012 con un superávit acumulado de 27,6 millones de euros, a los cuales se tendrían que añadir 35,9 millones de euros de saldo pendiente en concepto de ley de capitalidad, según recoge el informe de la Intervención Municipal. Un superávit del cual ya se advirtió desde las filas socialistas, debido al aumento de los impuestos y al endeudamiento.

Para Calvo queda patente la “injusticia de las medidas encaminadas a satisfacer el virus del déficit cero que permiten presentar un superávit millonario en el peor momento de la crisis”. La líder de los Socialistas de Palma considera que “el alcalde Isern ha cuadrado las cuentas municipales a expensas de descuadrar la vida de las personas” y asegura que “no se puede considerar un buena gestión supeditar la atención social a los resultados económicos y dejar de gastar el dinero para los colectivos con más dificultades”.

“El alcalde Isern será el alcalde de los recortes, del aumento de impuestos, el alcalde que suprime autobuses, el alcalde que ha quitado policía y limpieza de las barriadas y el que no ha tenido respuesta para las demandas de servicios sociales” ha explicado la portavoz del PSIB-PSOE, para quien el PP “ha puesto los bancos por encima de los ciudadanos”.

Para Calvo, “el alcalde Isern esconde con una sonrisa falsa su traición a la ciudadanía, pero detrás la sonrisa no hay respuestas en el peor momento de la crisis”. La liquidación del presupuesto de 2012 marca, según los socialistas un antes y un después, “a partir de ahora la falta de dinero no puede continuar siendo la excusa para los recortes ideológicos y para continuar cargando la crisis sobre las espaldas de los ciudadanos” defiende la portavoz socialista en Palma.

El PSIB considera una estafa que Palma cierre 2012 con 27,6 millones de superávit
Comentarios