martes 9/3/21

3.000 pintadas vandálicas se borraron en Palma en 2020 a pesar del confinamiento

Cort creará una oficina desde la que se coordinarán las actuaciones para mantener limpias fachadas y patrimonio
undefined
El regidor de Medio Ambiente, Ramon Perpinyà, y la regidora de Infraestructuras, Angélica Pastor.

La empresa municipal Emaya ha realizado durante todo el año 2020 un total de 3.035 intervenciones de retirada de pintadas, a pesar de que este servicio dejó de prestarse temporalmente durante el primer estado de alarma, periodo en que no se podía salir a la calle.

Según ha informado el propio Ayuntamiento de Palma, las pintadas borradas el año pasado fueron de diversa tipología, superficie y tamaño y eliminarlas tuvo un coste total de 71.246 euros, lo cual, supone un coste medio de 23,48 euros por pintada.

El teniente de alcalde de Medio Ambiente y Bienestar Animal y presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, y la teniente de alcalde de Infraestructuras y Accesibilidad, Angélica Pastor, han presentado este miércoles un plan conjunto para agilizar la eliminación de pintadas vandálicas.

Por su parte, Pastor ha resaltado el compromiso de Cort con el mantenimiento de una ciudad limpia y de la lucha contra las conductas incívicas que deterioran el espacio público.

Por su parte, Perpinyà ha subrayado la complejidad jurídica que tiene la eliminación de pintadas por el hecho que cada uno es responsable de sus propios espacios y ha recordado que la eliminación de pintadas tiene más que ver con la restauración de fachadas que con una limpieza.

Además, según han apuntado, el plan contempla la creación de una oficina dedicada exclusivamente a la cuestión que permitirá crear un registro y coordinar la limpieza.

Según han explicado, se establecerán tres ámbitos de actuación: centro histórico, ensanche y resto del término municipal. Igualmente, las actuaciones se priorizarán en función del impacto y mejora del entorno social, el valor patrimonial de los bienes y el carácter insultante o delictivo de las pintadas.

Adjudicación a empresa privada

Los regidores han recalcado, además, que el área de Infraestructuras adjudicará durante los próximos meses un contrato que ya se está licitando por un importe 832.415,96 euros por cuatro años que permitirá que una empresa especializada se encargue de la limpieza y restauración, mantenimiento y conservación de las pintadas en Dalt Murada, desde los jardines de s'Hort des Rei hasta Es Baluard del Príncep y los edificios municipales catalogados.

Además de establecer qué sistemas de eliminación de pintadas se usarán en estos elementos catalogados y obligar a hacer ensayos antes de limpiar, este contrato incluye también el tratamiento y eliminación de hierbas y la reposición de piezas.

Por otra parte, Perpinyà ha recordado que Emaya dispone de un servicio bonificado de limpieza de grafitis en edificios privados que no estén catalogados.

3.000 pintadas vandálicas se borraron en Palma en 2020 a pesar del confinamiento
Comentarios