sábado 4/12/21

El control de las ondas cerebrales reduce el dolor de la fibromialgia, según la UIB

Un estudio de la Universitat de les Illes Balears concluye que el entrenamiento con neuroretroalimentación sobre el ritmo sensoriomotor permite reducir el dolor en pacientes con síntomas leves

Un estudio de la Universitat de les Illes Balears (UIB) ha concluido que el entrenamiento con neuroretroalimentación (neurofeedback) sobre el ritmo sensoriomotor permite reducir el dolor en pacientes con síntomas leves de fibromialgia.

En una nota de prensa, la UIB ha explicado este jueves que la fibromialgia es una patología de dolor crónico que se caracteriza por una sensibilidad generalizada y exacerbada al dolor, además de otros síntomas, como la fatiga, rigidez matinal, problemas de sueño y disfunciones cognitivas y afectivas.

Afecta entre el 2 y el 3 por ciento de la población adulta

Hay varios estudios de prevalencia que han puesto de manifiesto que la fibromialgia afecta aproximadamente entre el 2 y el 3 por ciento de la población adulta y con más frecuencia a mujeres que a hombres. Si bien el origen de la fibromialgia es todavía desconocido, varias investigaciones previas han señalado que las personas con fibromialgia presentan un funcionamiento alterado de determinadas regiones cerebrales que son relevantes para procesar los componentes emocional y cognitivo del dolor.

Además, se ha demostrado que los pacientes con dolor crónico pueden conseguir una mejora en la percepción del dolor mediante un entrenamiento específico para modificar la actividad cerebral con neuroretroalimentación.

Esta técnica experimental permite al paciente visualizar su actividad cerebral para que él mismo pueda modificarla. Concretamente, el entrenamiento mediante neuroretroalimentación para modificar el ritmo sensoriomotor ha mostrado que tiene efectos significativos para reducir el dolor a corto plazo en estos pacientes.

El estudio de 'Frontiers in Neuroscience'

Recientemente, un equipo de investigadores del grupo de investigación en Neurociencia Cognitivoafectiva y Psicología Clínica (CANCLIP) de la Universitat de les Illes Balears, la Universidad de Granada y la Universidad Jaume I de Castellón ha publicado un estudio en la revista 'Frontiers in Neuroscience', en el que concluyen que la neuroretroalimentación del ritmo sensoriomotor incrementa la conectividad funcional entre regiones somatosensoriales y motoras en determinados pacientes con fibromialgia.

En el estudio, los pacientes participaron en un programa de entrenamiento de seis sesiones de neuroretroalimentación. Durante las sesiones, se hicieron varios ensayos en los que mostraban los pacientes una bola moviéndose horizontalmente en la pantalla de un ordenador.

Aunque todos recibieron las mismas instrucciones, solamente para la mitad de los pacientes el movimiento de la bola estaba realmente sincronizado con su actividad cerebral. Para la otra mitad, el movimiento de la bola era completamente independiente de su actividad cerebral.

El resultado del estudio demostró que sólo algunos de los pacientes que habían recibido información real sobre su actividad cerebral consiguieron aprender a modificar su actividad cerebral tras el entrenamiento de seis sesiones.

Estos pacientes experimentaron un incremento significativo de la conectividad funcional entre las áreas motoras y somatosensoriales del cerebro y, aún más relevante, una reducción significativa del dolor después del entrenamiento.

Asimismo, se evidenció que estos pacientes presentaban menos síntomas antes del entrenamiento que aquellos que no lo habían conseguido aprender, a pesar de que habían recibido información real sobre su actividad cerebral.

Por otra parte, los pacientes que no llegaron a aprender y los que recibieron información falsa sobre su actividad cerebral no manifestaron ni cambios en la conectividad funcional del cerebro ni en la percepción del dolor.

Leer Más: La Fibromialgia, la enfermedad “fantasma”

El control de las ondas cerebrales reduce el dolor de la fibromialgia, según la UIB
Comentarios