viernes 10.07.2020

La Fundació Pere Tarrés en Mallorca comienza sus actividades de verano

Todas las actividades e instalaciones han sido adaptadas a los protocolos y normativas decretados por las autoridades sanitarias para prevenir el virus
La Fundació Pere Tarrés en Mallorca comienza sus actividades de verano

La Fundació Pere Tarrés en Mallorca comenzará a partir del día 29 de junio sus actividades de verano, en los tres casales de los que dispone en la Isla, con más de 150 niños y jóvenes inscritos.

Los centros de los que dispone la entidad son escuelas de verano que organizan actividades en colaboración con el área de Servicios Sociales de Cort, Fundació Sa Nostra, Fundació Barceló, Escuela Virgen de Lluc, Fundació Sant Joan de Déu Serveis Socials Mallorca y Càritas.

En esta edición, debido a la situación, el ritmo de inscripciones se ha hecho efectivo más tarde en el calendario. No obstante, en las últimas semanas este se ha acelerado, sobre todo desde que se han conocido las medidas de seguridad y las fechas de las fases de la desescalada.

Así, actualmente, las actividades de verano de la Fundació Pere Tarrés y los 200 centros de esparcimiento federados del Movimiento de Centros de Esparcimientos Cristianos Catalanes (MCECC) cuentan con más de 17.200 niños y jóvenes inscritos en colonias y escuelas de verano, además de campamentos y rutas.

Un inicio marcado por la Covid-19

Por otro lado, la Fundació Pere Tarrés ha explicado que este año, a pesar de que el ocio seguirá siendo el protagonista, la seguridad de las actividades también ocupará un papel "relevante" por la crisis de la COVID-19.

Atendiendo a esta situación, ha adaptado todas las actividades e instalaciones a los protocolos y normativas decretados por las autoridades sanitarias para prevenir el virus.

Programa 'Ningún niños sin colonias'

Estas actividades forman parte de la campaña solidaria 'Ayúdalos a crecer - Ningún niño sin colonias' que ha contado con la aportación económica de administraciones públicas, entidades sociales, empresas y donativos particulares.

Hasta el momento, la Fundació Pere Tarrés ha recibido más de 3.000 solicitudes de beca para que los niños, que se encuentran en situación de vulnerabilidad social puedan disfrutar de actividades de verano.

No obstante, teniendo en cuenta que la presentación de solicitudes e inscripciones se ha visto retrasada por la crisis del COVID-19, se espera un incremento del ritmo de peticiones de becas durante las próximas semanas.

Objetivo

Por último, la Fundació Pere Tarrés ha asegurado que su objetivo es que los niños y jóvenes puedan "volver a disfrutar del ocio con seguridad". "El ocio siempre se ha considerado un derecho para los niños y los jóvenes y, ahora más que nunca, se ha convertido en imprescindible", se ha afirmado desde la entidad.

Atendiendo a este filosofía, han hecho hincapié en que entre los objetivos de las actividades de este verano se encuentra "potenciar la socialización de niños y jóvenes, además de educar en los hábitos de la nueva normalidad. Las colonias y los casales son espacios donde los niños podrán reencontrarse con los amigos, desconectar de la situación actual y aprender cómo comportarse siguiendo las normas de la distanciación física".

"En ningún caso queremos difundir el mensaje de distanciación social porque, más que nunca, necesitan conectar por su bienestar emocional, aunque siguiendo siempre las restricciones sanitarias", ha señalado.

Con todo, la Fundació Pere Tarrés ha adelantado que destinará más de 80.000 euros a la compra de materiales sanitarios y hará llegar materiales de protección a cerca de 150 centros de esparcimiento y centros socioeducativos de la red de aquellos que están adheridos a la entidad. Todo, ha concluido, para poder vivir, una vez más, un verano "inolvidable".

La Fundació Pere Tarrés en Mallorca comienza sus actividades de verano
Comentarios