viernes. 12.08.2022

El peaje del túnel de Sóller sigue trayendo cola. Pero, en esta ocasión, lo controvertido no es el desembolso económico que deben hacer los vecinos para poder cruzarlo sino el pago a Hacienda que les acarrea en la declaración del IRPF.

Desde enero de 2003, el Govern de las Illes Balears subvenciona el peaje del túnel a los residentes en Sóller y Fornalutx. Por ello, hasta el ejercicio económico pasado todo eran facilidades ya que podían pasar cuanto quisieran por el peaje sabiendo que el desembolso que llevaban a cabo, en ese momento, se les retornaría al cabo de unos meses.

Era y es un intercambio. Un dinero de ida y vuelta que para algunos ha dejado de ser rentable. Debido a un cambio normativo en materia fiscal, los beneficiarios deben declarar ante Hacienda, mediante el IRPF, los ingresos obtenidos por esta subvención del Govern y aquí es donde empiezan los problemas.

Varias fuentes consultadas apuntan a que a muchos de los 6.500 ciudadanos inscritos a esta subvención "la declaración de la renta les sale a pagar". Esto es como consecuencia de "los bajos ingresos económicos que no les obligarían a hacer la declaración y que con esta subvención deben pagar más de lo que reciben".

Explican que "se da el caso" de que en ocasiones "por no pagar 100 euros, al cabo del año, por el peaje" acaban haciendo "un desembolso mucho mayor por culpa de la subvención". Entre los afectados "hay jóvenes que trabajan en Palma por un sueldo mísero y jubilados que cobran pensiones de risa" y "no sale a cuenta recibir esta subvención".

Por todo ello, apuntan que "es una vergüenza lo que está pasando con el túnel" y piden que se solucione "ya" apelando a que se haga efectivo el rescate que tiene en marcha el Consell de Mallorca.

Hacienda no perdona ni el peaje del túnel de Sóller
Comentarios