domingo. 25.02.2024

El exalcalde de Bunyola se sienta en el banquillo de los acusados a raíz del juicio por el joven que murió electrocutado en las fiestas del municipio en 2014

Este jueves ha arrancado, en el Juzgado de lo Penal número 4 de Palma, el juicio contra el exalcalde de Bunyola, Jaume Isern, para quien la fiscalía pide un año y medio de prisión por un delito de imprudencia grave que le costó la vida a un joven, que murió electrocutado tras apoyarse en una farola averiada en agosto de 2014. Una avería que Isern, según ha afirmado en declaraciones a la fiscal, desconocía.

El ex primer edil de Bunyola solo ha respondido a preguntas las de fiscalía y a las de su propio abogado, Eduardo Valdivia, a quien ha explicado que él aún no había accedido al cargo cuando el Consistorio solicitó presupuesto para la mejora de la instalación eléctrica de Bunyola.

Asimismo, además de a Isern, también se juzga a un electricista municipal, para quien la fiscalía pide otro año y medio de cárcel.

INCIDENCIAS A LAS PUERTAS DEL JUZGADO

Por otro lado, resaltar que a las puertas de los juzgados de Vía Alemania, se han congregado tanto familiares del fallecido como de los inculpados, quienes a su llegada a las dependencias judiciales han sido increpados a gritos de "asesinos".

También han acudido, a prestar su apoyo al exalcalde, el presidente del PP balear, Miquel Vidal, el recién nombrado secretario general del partido, Sebastià Sagreras, y el expresidente del Parlament Pere Rotger, entre otros miembros de la formación.

Una vez dentro de la sala de vistas, la jueza ha decretado que única y "estrictamente" accedan familiares de las partes, de tal modo que numerosas personas han quedado fuera.

Isern afirma que desconocía la avería de la farola con la que murió el joven en Bunyola