sábado. 20.08.2022

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma ha condenado a 16 años de prisión al exconseller de Comercio, Industria y Energía del Govern de Jaume Matas Josep Juan Cardona, en el marco del caso Scala por un delito de asociación ilícita, cohecho, falsedad en documento mercantil, prevaricación, fraude a la administración, falsedad en documento oficial, un delito continuado de malversación y fraude a la administración.Sentencia caso Scala

Así, a pesar de que esta pena de prisión supone cinco años menos de los que solicitaba la Fiscalía y la Abogacía Balear, es la más alta que se ha impuesto a un político de Baleares y de las más altas a un político en el conjunto del Estado.

En concreto, sobre el exalto cargo, para quien la Fiscalía solicitaba hasta 21 años de prisión, pesan un delito de asociación ilícito (tres años de cárcel), un ilícito continuado de malversación en concurso con prevaricación, falsedad en documento oficial por funcionario, falsedad en documento mercantil y fraude a la administtración (siete años y medio) y un delito continuado de cohecho (cinco años y medio). Además, ha sido condenado a treinta años y diez meses de inhabilitación.

Mediante una sentencia de 637 páginas, el tribunal condena asimismo a cinco años y cinco meses de prisión al exdirector general de Promoción Industrial del Govern Kurt Viaene, cuatro años y dos meses a la exgerente del CDEIB Antònia Ordinas, y a tres años y nueve meses al empresario, exconcejal de Lloseta y sobrino político de Matas, Felipe Ferré, quienes han comunicado que no recurrirán la sentencia (debido a que pactaron las penas) y que, por tanto, prevén ingresar en los próximos días en el centro penitenciario de Palma.

Según la resolución judicial, los exaltos cargos urdieron el expolio del CDEIB mediante la creación de entidades mercantiles al frente de las cuales usaban hombres de paja o testaferros y a las que otorgaban numerosos contratos; la utilización de empresas existentes que pasaron a controlar; la exigencia y cobro de comisiones a proveedores del CDEIB y la organización de las ferias en las que participaba el Consorcio.

Junto a todos ellos, también ha sido sentenciado a un año y once meses el empresario Arnaldus Van Der Hurk; un año y medio a la cantante de ópera Isabel Rosselló -esposa de Ordinas-; cuatro meses de prisión a Daniella Beaumont; un año y un mes al publicista Joan Rosselló; un año y medio a Francisco García, a S.P.J. y a Jaime Gil; un año y tres meses a Pedro Veny; tres meses a Manuel Carmelo Sáez; seis meses al abogado Juan Enrique Riera y Francisco Miguel Mauri, y cinco a Antonio Munar.

Los acusados deberán asimismo indemnizar a la Comunidad Autónoma con el pago de más de 1,7 millones de euros al declarar nulos todos los contratos que fueron rubricados de forma irregular entre el CDEIB y distintas empresas, entre las que se encontraban las que Cardona, Viaene y Ordinas controlaban mediante testaferros.

DECLARADO NULO EL CONTRATO PARA UN PROYECTO DE BODAS CHINAS

Entre los contratos declarados nulos se encuentra el suscrito entre el CDEIB y Comarca Global por un proyecto dirigido aparentemente a potenciar la industria turística balear con bodas en China, pero que en realidad se planteó como cobertura para desviar 243.600 euros del consorcio, cantidad en la que presupuestaron la iniciativa.

De hecho, en su declaración en el juicio celebrado el pasado mes de abril, Ordinas explicó que el proyecto, denominado 'Honey Moon', se enmarcaba dentro de las acciones promocionales del Govern en el país asiático y desde el CDEIB fijaron en la anterior cantidad el dinero que se iba a destinar al mismo. "Era el cuento de la lechera: uno de los maravillosos planes del proyecto era lo que íbamos a percibir cada uno", admitió la acusada.

Es más, Felipe Ferré aseveró en su comparecencia que Cardona y otros altos cargos de su departamento pretendían participar en el anterior proyecto para poder cobrar "una comisión de 200.000 euros". Una iniciativa que fue impulsada por la Conselleria de Turismo a instancias de Matas, según recordó.

Del mismo modo, la Sala ha acordado el comiso del dinero intervenido en el marco de esta causa y de los 820.195 que los tres exaltos cargos habrían percibido en concepto de comisiones. Por su parte, han sido absueltos los empresarios Jaime Julio Fernández Abad y Antonio Vicens, dos de las 17 personas que en total se sentaron en el banquillo de los acusados por estos hechos.

Ya en sus alegatos finales durante la vista oral, el fiscal Pedro Horrach subrayó que el "saqueo sistemático" y el uso de la Administración "para intereses bastardos debe de ser una enfermedad muy contagiosa, dado que la padecen todos los acusados de este caso". Y en el epicentro de esta causa, el exconseller de Comercio, al que el fiscal se refirió como "el jefe de la banda", con "indicios múltiples y variados que conducen a concluir que era el líder de una trama dirigida a saquear las arcas públicas".

En una contundente intervención ante el tribunal, Horrach aludió al "historial político" de Cardona, desplegando los numerosos indicios incriminatorios que pesan sobre él, y recalcando cómo lideró el funcionamiento del grupo delictivo y participó en la maniputación de los procedimientos administrativos. "Yo tardé dos segundos en conocer estas reglas básicas de este tipo de procedimientos, ¿y él no las conocía?", espetó al respecto.

Horrach ya se mostró con dureza en su interrogatorio al exconseller, al aseverar en uno de los momentos de la comparecencia, dirigiéndose al acusado, que "no le voy a decir cuántos casos llevo, pero me los miro todos", después de que el inculpado aseverase que no podía controlar todas las contrataciones que se llevaban a cabo a través del Consorcio que él presidía.

HORRACH ACUSÓ AL PP BALEAR DE ATACAR SISTEMÁTICAMENTE A LA FISCALÍA

El fiscal acusó además al PP balear de atacar sistemáticamente al Ministerio Público haciendo uso de una "teoría de la conspiración" como una secuencia que se repite "hasta la saciedad" en los numerosos casos de corrupción abiertos en las islas, destacando cómo determinadas personas del partido han lanzado mensajes constantes en defensa de sus exaltos cargos imputados y en contra de la Fiscalía hasta que logran "hacer calar" en la sociedad.

Uno de los momentos más tensos del juicio se produjo cuando Kurt Viaene confesó que en el CDEIB, con el conocimiento de Cardona, "se hacía un reparto 'africano' de comisiones", entre otras irregularidades, lo que le llevó a estar a punto de dimitir en 2006 porque "la bola era cada vez mayor".

El acusado aseveró que quien recibía las comisiones por parte de diversos empresarios era Ordinas, quien luego las repartía, mientras que él mismo llegó a entregar personalmente al exconseller cinco sobres con 20.000 euros cada uno "en su despacho de Son Rapinya" -donde estaba ubicada entonces la sede de la Conselleria de Comercio-.

La Audiencia condena a 16 años de prisión a Cardona por el caso Scala
Comentarios