miércoles 12/8/20

Los bosques mediterráneos serán por la aridez más vulnerables a los incendios

 los incrementos de la aridez en las próximas décadas provocará que los bosques mediterráneos se vuelvan "más vulnerables" ante los incendios forestales
los incrementos de la aridez en las próximas décadas provocará que los bosques mediterráneos se vuelvan "más vulnerables" ante los incendios forestales

Un estudio ha demostrado cómo los incrementos de la aridez en las próximas décadas provocará que los bosques mediterráneos se vuelvan "más vulnerables" ante los incendios forestales. La investigación ha sido desarrollada por investigadores de la Universidad de Alicante (UA) y de la Universidad de Utrecht (Países Bajos). La investigación demuestra que ese efecto es consecuencia del cambio climático y la previsión de que las sequías aumenten puede dar lugar a la sustitución permanente de bosques de pinos y encinas por matorrales y herbazales.

Según se detalla en este trabajo, el cambio climático puede afectar de forma especialmente severa a la cuenca mediterránea, y las encinas y frondosas sufrirán el impacto de condiciones más secas y cálidas.

"Se espera que el cambio climático afecte de forma especialmente severa a la cuenca mediterránea"

Así, han explicado que la especie frondosa "más común" en la zona mediterránea, la encina, está "muy bien adaptada" para soportar los incendios, "no es muy inflamable, y le acompaña un sotobosque húmedo que dificulta la propagación del fuego".

"Es también muy resiliente frente al fuego, ya que puede rebrotar rápidamente desde la raíz después de un incendio, pero, incluso esta especie particularmente adaptada, tiene su talón de Aquiles", ha detallado la investigadora del Instituto Multidisciplinar para el Estudio del Medio 'Ramón Margalef' de la UA, Susana Bautista.

En este sentido, la experta ha insistido: "Se espera que el cambio climático afecte de forma especialmente severa a la cuenca mediterránea y las encinas y demás frondosas se verán expuestas a condiciones extremas que debilitarán su crecimiento y respuesta frente al fuego".

Reforestación con frondosas

"Este debilitamiento de la respuesta frente al fuego puede conducir a la desaparición de estos bosques en el futuro", ha lamentado Bautista, que ha incidido en que "los resultados del modelo de esta investigación sugieren que la reforestación con frondosas puede prevenir la expansión de los incendios forestales, acelerando la relativamente baja capacidad de estas especies para colonizar nuevas zonas".

No obstante, ha planteado que "incluso especies relativamente poco inflamables pueden estar en riesgo frente a los cambios esperados en el clima para las próximas décadas".

Datos de campo de décadas

Los investigadores de este trabajo han usado datos de campo de décadas para parametrizar un modelo que incluye la respuesta frente al fuego de las especies más comunes de árboles, arbustos y herbáceas de los montes mediterráneos.

Según la experta de la Universidad de Utrecht, Mara Baudena, "para predecir el futuro de los incendios forestales y de la vegetación en un contexto ambiental cambiante, se necesita incorporar las respuestas específicas de los grandes grupos de vegetación en los modelos, ya sean específicos de la región mediterránea o modelos globales como los usados por el IPCC, el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático".

Los bosques mediterráneos serán por la aridez más vulnerables a los incendios
Comentarios