lunes 18/10/21

Luz verde a la mejora de la carretera vieja de Lluc

Después de analizar y contestar el Consell las 16 alegaciones presentadas, el proyecto encara la recta final
undefined
Carretera vieja de Lluc.

El Consell de Mallorca ha finalizado el proceso en el que ha analizado y contestado las 16 alegaciones presentadas por vecinos al proyecto de mejora de la carretera vieja de Lluc, situada en el término municipal de Pollença.

El proyecto de la carretera es especialmente complejo, pero se ha trabajado para poder garantizar la protección del senderismo, del paraje natural de la Serra de Tramuntana que ocupa el último tramo de la carretera vieja y de la Ruta de Pedra en sec (RPS), además de garantizar una solución definitiva a las necesidades de los residentes de la zona.   

La vicepresidenta y consellera de Sostenibilitat i Medi Ambient, Aurora Ribot, ha destacado que «el proyecto que se ha aprobado de forma definitiva cumple la doble voluntad de dar seguridad a los y las senderistas y al mismo tiempo da solución a las reclamaciones de los vecinos y vecinas de la zona».

Ribot ha recordado que para el Departament, el objetivo del proyecto siempre ha sido «garantizar la seguridad de las personas senderistas y asegurar que se cumple el objetivo del departamento de promover el senderismo por la Ruta de Pedra en sec. Queremos que la gente camine por la Sierra y, por eso, invertimos recursos para hacer la Ruta más accesible y segura, para que todo el mundo la pueda utilizar».

Por su parte, el director insular de Medi Ambient, Josep Manchado, ha explicado que «hasta ahora se han priorizado actuaciones respetuosas con el medio ambiente, se ha buscado una fórmula satisfactoria para senderistas y vecinos con el mínimo impacto paisajístico posible y agradecemos la alta participación en número de alegaciones, ya que nos ha permitido con pequeños cambios mejorar el proyecto final».

Pavimento integrado

El proyecto definitivo mantiene la segregación del tráfico entre senderistas, que irán por un camino, y, por otra parte, una zona pavimentada para vehículos motorizados, un elemento clave para la Ruta de Pedra en Sec. El firme nuevo estará hecho a base de un material bituminoso con un acabado de color terroso para integrarse lo mejor posible en el entorno natural.

El proyecto abarca la mejora de un tramo de 2.485 metros lineales de carretera, desde el pin de Son Grua, a la altura de la bifurcación de la Ma-10, hasta el comienzo de la subida en l’Empeltada. Así pues, la carretera contará con tráficos segregados excepto en los últimos 300 m, ya dentro del ámbito PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales).

Con respecto a las alegaciones, todas se han estudiado con detenimiento y muchas se han aceptado parcialmente, en cuestiones como: alargamiento del pavimento en 275 m más, eliminación del espacio para peatones en 2 tramos estrechos, incremento de la velocidad máxima permitida a 30 km/h y la limitación del paso motorizado para residentes y autorizados.

Luz verde a la mejora de la carretera vieja de Lluc
Comentarios