martes 17/5/22

March alerta de "otro confinamiento" como escenario posible

Los departamentos de Educació y Salut prepararán un protocolo conjunto para un inicio de curso "con las máximas garantías de seguridad para alumnos, profesores y familias"

El conseller d'Educació, Universitat i Investigació, Martí March, ha participado este miércoles en la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación con el Ministerio de Educación y Formación Profesional (Foto: CAIB)
El conseller d'Educació, Universitat i Investigació, Martí March, ha participado este jueves en la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación con el Ministerio de Educación y Formación Profesional (Foto: CAIB)

El conseller d'Educació, Universitat i Investigació, Martí March, ha expresado este jueves su apuesta por la "máxima presencialidad posible" en el inicio del próximo curso pero ha advertido que "el virus está aquí" por lo que hay que estar preparados para otros escenarios "como un nuevo confinamiento".

March ha detallado las conclusiones de la Conferencia Sectorial de Educación y ha destacado el consenso "unánime" entre las Comunidades Autónomas para que el próximo curso comience con la máxima "presencialidad" y de "la manera más normal posible".

Trabajan un protocolo conjunto entre los departamentos de Salut y Educació

En este sentido, March ha remarcado que las propuestas de la ministra de Educación, Isabel Celaá, como las ratios de entre 15 y 20 alumnos por aula, son todavía "un borrador no definitivo" ante el cual las CCAA podrán hacer enmiendas y aportaciones.

El conseller ha señalado que partiendo de las directrices que marque el Ministerio, los departamentos de Educació y Salut prepararán un protocolo conjunto para un inicio de curso "con las máximas garantías de seguridad para alumnos, profesores y familias".

El borrador que trabajan establece los siguientes puntos:

Desde Infantil hasta cuarto curso de Primaria incluido, es decir, hasta los 10 años, se formarán grupos estables de alumnado (a poder ser de 15 niños y máximo 20) que no tendrán que guardar la distancia de seguridad de 1,5 metros ni llevar mascarilla salvo que salgan a otra parte del centro.

Asimismo, a quinto y sexto de Primaria, a Secundaria y a Bachillerato los alumnos tendrán que guardar entre ellos la separación de al menos 1,5 metros. La mascarilla será obligatoria cuando no puedan mantener esta distancia, pero no cuando estén sentados a la mesa.

El borrado establece que los centros priorizarán la utilización de los espacios al aire libre para las actividades educativas y de ocio, en lugar de los cercados y los alumnos tendrán que seguir una higiene de manos frecuente y meticulosa, evitar tocarse la nariz, ojos y boca, y usar pañuelos desechables.

El Ministerio de Educación pide a los centros que tengan un Plan de Inicio de Curso y Planes de Contingencia y una persona responsable para todo lo relacionado con la COVID-19. También, los centros tendrán que limpiarse al menos una vez en el día. Garantizar, además, la ventilación frecuente del centro y mantener las ventanas abiertas el mayor tiempo posible cuando las condiciones meteorológicas lo permitan.

Si una persona empieza a desarrollar síntomas compatibles con la COVID-19 será trasladada a un espacio de uso individual, se le colocará una mascarilla, igual que a quien se quede a su cuidado, y se contactará con la familia. Además, se llamará al centro de salud o al teléfono de referencia de su comunidad y, en caso de presentar síntomas de gravedad, al teléfono de emergencias 112. 

March alerta de "otro confinamiento" como escenario posible
Comentarios