viernes 23/10/20

Acuerdo municipal en Palma para evitar una planta de hormigón en Son Güells

El Ayuntamiento suspende las licencias de construcción durante un año en esa zona, que redefinirá como barrio.

2020101313392271778
La regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol.

El Ayuntamiento de Palma ha acordado por unanimidad suspender las licencias de construcción en la zona de Son Güells durante un año, según ha informado la regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Palma, Neus Truyol, tras el Consell de Gerencia de Urbanismo.

De esta forma, el Consistorio se ha situado "al lado de los vecinos para evitar" la construcción de una planta de hormigón en la zona, ha explicado Truyol, que destacado que tiene ahora mismo "una incoherencia urbanística" fruto de una planteamiento que modificó el PP, que aprobaba la implantación de uso industrial en la zona.

"Este proyecto de planta de hormigón mostraba la incoherencia urbanística y por eso nos solidarizamos con el movimiento vecinal" que protestó en enero de este año para exigir a Cort la paralización del proyecto de una planta de hormigón en su zona. "Defenderemos nuestros derechos para una vida y medio ambiente saludables y evitar así, este problema para nuestra ciudad", reclamaron entonces.

Este martes, Truyol se ha remontado a enero cuando el pleno del Ayuntamiento de Palma aprobó, "con el apoyo de todos los partidos", que se buscarían "todas las alternativas posibles para que no se construyera esta planta". Desde ese momento, el Consistorio "ha hecho todo el trabajo necesario para conseguir los informes" sobre la implicación que conllevaría la presencia de actividad industrial intensiva en Son Güells.

Informes desfavorables

Además, "se ha trabajado con las consellerias de Medio Ambiente, Educación, Bienestar Social y Salud", ha precisado la regidora, quien ha resaltado que "las conclusiones de todos los informes son desfavorables" a este tipo de construcción y, por tanto, se han trasladado a la Comisión Balear de Medio Ambiente.

El Ayuntamiento de Palma también ha redactado un informe con resultado negativo basado en cuatro "grandes argumentos". El primero está basado en la protección medioambiental de la zona, el segundo en garantizar la salud pública ya que cerca hay una residencia de ancianos y un centro de día, el tercero se basa en la incongruencia del planteamiento y el cuarto en que el proyecto no encaja con el nuevo plan general de urbanismo de Palma, que busca la coherencia con el entorno.

Como resultado se ha suspendido las licencias de construcción durante un año en la zona, que será el tiempo en el que Cort apruebe el nuevo plan general de urbanismo para definir los usos de los espacios. "Una vez que sea aprobado no se podrá construir porque definiremos que la zona es un barrio, no un polígono industrial", ha explicado Truyol.

Viviendas públicas municipales

Por otra parte, la regidora del Ayuntamiento de Palma ha remarcado otro punto aprobado en el Consell de Gerencia de Urbanismo: la licencia de obras para una construcción de 30 viviendas de alquiler público y 30 aparcamientos por parte del Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi).

En concreto, se construirán en la calle Magdalena Bonet. El objetivo del Ayuntamiento, según Truyol, es "ampliar el parque de vivienda pública" en Palma y "dar respuesta a la necesidad de vivienda con un precio asequible que el mercado privado no es capaz de ofrecer".

Acuerdo municipal en Palma para evitar una planta de hormigón en Son Güells
Comentarios