viernes 22/10/21

Los partidos exigen la dimisión de altos cargos por vacunación irregular

Referidos a la directora insular de Gent Gran del Consell de Mallorca, Sofía Alonso, el subdirector de Enfermería y Cuidados del IBSalut, Carlos Villafáfila, y la subdirectora de Atención a la Cronicidad de la Conselleria de Salud, Angélica Miguélez.
Una enfermera administrando la vacuna de la covid-19 a un paciente (Foto: Archivo)
Una enfermera administrando la vacuna de la covid-19 a un paciente (Foto: Archivo)

El portavoz de Podemos Palma y actual secretario autonómico de Memoria Democrática y Buen Gobierno del Govern, Jesús Jurado, ha asegurado este miércoles que quien se salte el protocolo establecido por el IbSalut para la vacunación de la COVID-19 "debe dimitir o si no, ser cesado de manera fulminante".

En declaraciones, Jurado ha exigido a la Conselleria de Salud que "confirme si los cargos políticos vacunados estaban en el protocolo".

"No creo que vaya a servir una suspensión de militancia a nivel de partido. Eso no sirve para nada en estos momentos", ha subrayado, a la misma vez que ha añadido: "Se debería revisar el protocolo de vacunación o introducir una serie de cambios para ver si es el más adecuado".

El PP exige la dimisión de los tres altos cargos del PSIB

El presidente del PP en Baleares, Gabriel Company, ha pedido que la Oficina Anticorrupción investigue la vacunación de altos cargos políticos en las Islas.

En declaraciones a la prensa tras celebrarse la Junta de Portavoces del Parlament, Company ha exigido la dimisión de los tres altos cargos del PSIB que "se pusieron la vacuna el primer día que llegaron las dosis a nuestra comunidad".

Así, ha afirmado que registrarán un escrito en la Cámara balaear "sobre el que tendrán que pronunciarse todos los partidos para instar la Oficina Anticorrupción a investigar estos casos de vacunación irregular".

El presidente del PP balear ha apuntado que "desgraciadamente no son los primeros y mucho nos tememos que tampoco serán los últimos casos de cargos políticos vacunados antes de tiempo que se irán conociendo".

De este modo, Company ha subrayado que "ya no es solo una cuestión de decencia y abuso de poder por parte de estas personas. Es una cuestión de falta de transparencia y de mentiras constantes, que son las señas de identidad del Govern Armengol y de los pactos de izquierda que nos gobiernan".

El dirigente 'popular' ha recordado que, este martes durante el pleno del Parlament, la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, dijo que "se estaban cumpliendo los criterios y el protocolo de vacunación, habló de un proceso público y transparente, en respuesta a un pregunta del PP". "Aseguró que los rumores sobre cargos políticos y de confianza vacunados eran palabras demagógicas y falsedades. La mentira de la consellera ha durado menos de 24 horas", ha dicho.

Asimismo, el presidente del PP ha criticado que en el último consejo rector del IMAS, celebrado el 25 de enero, la directora insular del Consell "también escondió que ella se había vacunado". "Los ciudadanos de estas islas no nos merecemos unos gobernantes instalados en la mentira permanente, la opacidad y una falsa superioridad moral", ha aseverado.

Més per Mallorca pide el ''cumplimiento de la ética''

MÉS per Mallorca ha trasladado su "malestar" en el Consell de Govern ante la publicación de diferentes casos que relacionan diversos cargos públicos con vacunaciones "presuntamente irregulares" y ha exigido la apertura inmediata de una investigación interna que permita esclarecer los hechos, así como depurar responsabilidades políticas si se confirma cualquier irregularidad en los protocolos.

En un comunicado de prensa, la formación ecosoberanista ha reclamado hacer extensiva la depuración de responsabilidades a cualquier administración donde se den casos o sospechas.

Además, ha calificado esta como "una actitud totalmente insolidaria y que no es más que la evidencia de un aprovechamiento del cargo público en detrimento del bien común".

En el caso del Consell de Mallorca, MÉS ha pedido "el estricto cumplimiento de la ética exigida a los representantes políticos" y ha trasladado la petición de dimisión de los cargos afectados.

En este sentido, el portavoz de MÉS en el Consell, Guillem Balboa, ha asegurado que este tipo acciones por parte de determinadas personas "ponen en duda el buen trabajo de muchos servidores públicos" y "en un momento en que la ciudadanía reclama más ejemplaridad que nunca". Así, ha recordado que hay problemas con el número de dosis disponibles, algo que está afectando al ritmo de vacunación de los grupos asistenciales y de riesgo.

El Ajuntament de Palma asegura que ''cada uno debe hacerlo cuando le toque"

No obstante, el alcalde de Palma, José Hila, ha asegurado que si los cargos políticos vacunados de la COVID-19 en Baleares "dependieran" del Ajuntament de Palma, "tendrían que dejar el cargo".

Durante una entrevista en la Cadena SER, Hila ha aseverado que los cargos políticos no les toca y "no se pueden vacunar". "No puedo ser más claro", ha insistido.

A continuación, ha subrayado que en Cort los cargos políticos "tienen claro que no se pueden vacunar". Hila ha indicado que hay funcionarios que se tienen que vacunar, "pero cada uno debe hacerlo cuando le toque".

Hila se refería en estas declaraciones a las últimas informaciones sobre la directora insular de Gente Mayor del Consell de Mallorca, Sofía Alonso, quien se vacunó el primer día de la campaña en Mallorca.

Los partidos exigen la dimisión de altos cargos por vacunación irregular
Comentarios