domingo. 23.06.2024
Presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol
Presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol

La Asociación del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco) ha pedido a la presidenta del Govern, Francina Armengol, después de su comparecencia en el Parlament, que haga un "máximo esfuerzo" para sacar adelante grandes paquetes de ayudas para el comercio.

Según ha informado el presidente de Pimeco, Toni Fuster, el pasado martes en declaraciones a Europa Press, "en su comparecencia se ha escuchado a la presidenta pedir a Madrid el aplazamiento de tributos y cargas y el pago de alquileres como principales medidas para el comercio. Esta asociación considera que todo lo que sean ayudas no son urgentes, son hiperurgentes".

"España debería tomar ejemplo de países como Alemania, donde se ha anunciado que se pagará a los comercios afectados por la crisis de la COVID-19 un 70 por ciento de su facturación", ha considerado Fuster, quien ha apuntado que "este tipo de medidas son las que permitirán al sector sobrevivir a una situación complicada como esta".

Asimismo, ha pedido a la dirigente autonómica que "a la hora de dar ayudas no se tenga solo en cuenta a aquellos comercios cerrados, si no también a los que se han visto afectados por el cierre de otros locales, dado que hacen que haya menos circulación lo que resta vida a las ciudades y provoca que no tengan economía".

Vacunación

En cuanto a la vacunación, el presidente de Pimeco ha opinado que "si la vacuna es parte de la solución y, además, salva vidas, es lo primero en lo que hay que centrarse. Hay que vacunar a la población balear cuanto antes y para ello hay que reclamar al Estado que envíen las mismas vacunas que a otras CCAA".

Respecto a la posibilidad de que el Estado atienda a un criterio socioeconómico para el reparto de vacunas, Fuster ha indicado que "lo que ha de tener en cuenta Madrid es que si esta comunidad es de las que más aporta debería ser prioritaria en el reparto de dosis de vacunas".

Pimeco pide a Armengol un "máximo esfuerzo" para ayudar al comercio