martes 25/1/22
La carretera de la Tramuntana nevada.
La carretera de la Tramuntana nevada.

La Dirección General de Emergencias ha coordinado con distintos organismos implicados un protocolo para evitar riesgos por la masificación que se produce en la Serra de Tramuntana cada vez que nieva, un documento que prevé, entre otras medidas, habilitar estacionamientos extraordinarios en parcelas municipales.

Además, el departamento del Govern también está trabajando en medir la capacidad de aparcamientos de la zona para establecer un máximo aceptable de vehículos, y en adoptar medidas para asegurar la movilidad de los vehículos de emergencia.

Este miércoles el director general de Emergencias del Govern, Jaume Barceló, se ha reunido con los ayuntamientos de la Serra de Tramuntana, así como con los diferentes organismos implicados, como la Dirección General de Tráfico y la Guardia Civil, la Agencia Estatal de Meteorología, el departamento de Carreteras y Medio Ambiente del Consell, IBETEC, ISPIB y Espacios Naturales del Govern.

El objetivo era lograr definir un protocolo de actuación frente a las aglomeraciones de coches que se producen en la Serra cuando nieva y el colapso que se genera por la enorme afluencia de gente.

Según ha informado la Conselleria de Presidencia, Función Pública e Igualdad, en estos casos el número de vehículos que accede a la Serra supera la capacidad de tráfico de las dos carreteras existentes, la Ma-10 y la Ma-2130 (Caimari-Lluc).

Por otra parte, no existen suficientes plazas de estacionamiento en la zona y los conductores dejan los coches en la propia carretera, anulando o restringiendo gravemente la movilidad.

Minimizar el riesgo

Ante esto, el documento aprobado este miércoles prevé que en caso de que la Aemet active una alerta por riesgo de nevada, la Dirección General de Emergencias e Interior activará y coordinará las medidas preventivas y operativas establecidas en el Plan Especial de Meteorología Adversa que se consideren oportunas para minimizar el riesgo para la población.

Para evitar que haya personas vulnerables deambulando por la Serra sin cobertura o refugio, se cerrará al tráfico la zona central de la Serra o bien se establecerá un circuito rodado sin que puedan estacionar los vehículos.

Normalmente, también se procederá al corte de carreteras afectadas por la nieve, y según la situación, se permitirá el tráfico únicamente de los vehículos con cadenas.

Ordenar la movilidad

Los paneles informativos de las carreteras avisarán de las incidencias y se colocarán carteles específicos en lugares determinados con el fin de ordenar, limitar o prohibir la movilidad de vehículos particulares.

Por último, cuando haya nevado pero sin llegar a suponer una alerta meteorológica --de manera que se pueda prever el desplazamiento masivo de visitantes a la Serra--, las competencias son de la Dirección General de Tráfico y Guardia Civil. Se habilitarán medidas como el cierre de los tramos de carretera impracticables por la nieve, se habilitarán aparcamientos habituales y extraordinarios, se reforzará al personal de vigilancia y control de carreteras y se controlará la afluencia de coches.

Plan de choque para evitar colapsos en la Tramuntana cuando nieva
Comentarios