jueves 21/10/21

Los policías de barrio vuelven a Palma, con 55 agentes "exclusivos" para los vecinos

Los funcionarios recuperarán su función original a partir de la próxima semana tras dedicarse a combatir la pandemia
fotonoticia_20210126131019_1920
El alcalde de Palma, José Hila, la regidora de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, y el jefe de la Policía Local, José Luis Carque.

Palma contará a partir de febrero con un servicio especializado y permanente de 55 policías de barrio, que se pondrá en marcha a partir de la próxima semana, según ha anunciado este martes la regidora de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover.

En la presentación del retorno de este servicio, la edil ha precisado que se trata de agentes que, debido a la pandemia, se habían dedicado a funciones accidentales, pero que ahora podrán dedicarse "exclusivamente" a su función original.

En una rueda de prensa, Adrover ha remarcado que este proceso de reactivación del servicio de los policías de barrio, que ha sido una de las demandas "más habituales" de los vecinos, contempla integrar agentes en cada una de las zonas policiales de Palma, teniendo en cuenta que algunos de los barrios, por su tamaño, tendrán más dispositivos que otros más pequeños.

Este plan de reactivación tiene el objetivo de reforzar este modelo policial, que tiene como función principal hacer de interlocutor con los vecinos, asegurar el cumplimiento de las ordenanzas, sancionar comportamientos incívicos y responder a las necesidades de los vecinos para mejorar la calidad de vida de los barrios de Palma.

Según ha señalado Adrover, para poder llevar a cabo esta implementación, los vecinos también han solicitado mejoras en los recursos técnicos y en la convocatoria de plazas, por lo que el Consistorio ha adquirido bicicletas, móviles para los agentes y otros elementos de seguridad. Asimismo, ha convocado unas nuevas oposiciones que supondrán la incorporación de otros 56 policías más.

Además de "liberar" a estos policías de las funciones incidentales que habían desempeñado hasta ahora, en esta primera fase de reactivación también se han atendido procedimientos interinos y concursos de traslado pendientes, por lo que se ha conseguido cubrir 46 de las 92 plazas de policía de barrio que habían quedado vacantes desde mayo del año pasado.

Según ha explicado Cort, los nuevos efectivos se destinarán a diferentes departamentos policiales, pues "para conseguir la efectividad de la división de la Policía de Barrio no es necesario una gran ampliación de los efectivos, sino liberar a los agentes de la atención de tareas accidentales". En concreto, el objetivo es reforzar la Unidad de Seguridad Integral y el control en la Sala 092.

Por otra parte, Adrover ha anunciado que los dispositivos policiales municipales se reforzarán también con la incorporación de los 101 agentes provenientes de las últimas oposiciones convocadas por Cort, cuyos procedimientos se vieron ralentizados debido al confinamiento. Así, sumando las 56 plazas ofertadas en las próximas oposiciones, el número de agentes nuevos ascenderá a 157.

Combatir el incivismo

Por su parte, el alcalde del Ayuntamiento de Palma, José Hila, ha remarcado que los policías de barrio permitirán poner el foco en lo más importante de cada zona, lo que facilitará tener una visión "más real" de las necesidades de cada barrio y de cuáles son las actuaciones que se deben poner en marcha. "También nos ayudará a combatir el incivismo, otra de nuestras prioridades", ha añadido.

Finalmente, la regidora ha apuntado que la reactivación de este servicio es "un proceso de legislatura" que "irá avanzando a medida que se vayan incorporando nuevos medios materiales". En este sentido, Adrover ha manifestado que "no estará al 100 por cien desde el minuto uno", sino que constará de varias fases, siendo esta "la más importante de todas".

Los policías de barrio vuelven a Palma, con 55 agentes "exclusivos" para los vecinos
Comentarios