martes. 28.05.2024
Edificio de pisos
Una construcción junto a un bloque de pisos.

El precio de la vivienda subió un 5,7% en Baleares en el último trimestre del año con respecto al trimestre anterior hasta situarse en los 3.257 euros por metro cuadrado, según la Estadística Registral Inmobiliaria del cuarto trimestre de 2022 publicada por el Colegio de Registradores, y que vuelve a situar al archipiélago como la región con la vivienda más cara.

El precio aumentó un 5,6% tanto en el caso de las viviendas nuevas (3.477 euros el metro cuadrado) como en las usadas (3.209 euros el metro cuadrado). En cuanto a las compraventas, aumentaron un 5,3% hasta un total de 4.175 operaciones. De éstas, 734 fueron para viviendas nuevas y 3.441 para viviendas usadas.

Por su parte, el 76% de las operaciones de compraventa fueron pisos y el 24% viviendas unifamiliares.

En España el precio se redujo un 0,4% en el último trimestre de 2022 respecto al periodo anterior, mientras que las compraventas cayeron un 10,6%.

La caída trimestral del 0,4% en el precio de la vivienda vino motivada por el descenso del coste de la vivienda usada (-1,1%), aunque la vivienda nueva, que representó dos de cada diez operaciones, se revalorizó un 2,5% en ese periodo.

Así, el precio medio de la vivienda se situó en 1.951 euros el metro cuadrado en el cuarto trimestre del año, con Baleares siendo la región más cara (3.257 euros el metro cuadrado). La Comunidad de Madrid (3.176 euros el metro cuadrado), País Vasco (2.932 euros) y Cataluña (2.417 euros) fueron las siguientes en el ranking.

Por el contrario, los precios más económicos se registraron en Castilla-La Mancha (834 euros el metro cuadrado) y Extremadura (760 euros el metro cuadrado), las dos únicas comunidades con precios por debajo de los 1.000 euros por metro cuadrado.

En términos anuales, el precio medio se situó en 1.944 euros el metro cuadrado, lo que supuso un incremento interanual del 6,7%, motivado especialmente por el crecimiento del coste de la vivienda usada (+7,9%).

Caen las compraventas un 10,6%

En el cuarto trimestre de 2022 se inscribieron en los registros de la propiedad 150.141 compraventas de vivienda, un 10,6% menos que el trimestre anterior.

Más de 25.860 transacciones fueron de vivienda nueva, un 9,6% menos en variación trimestral, mientras que la compra de vivienda usada cayó un 10,8%, hasta las 124.279 operaciones.

En el mes de diciembre, las compraventas de vivienda registraron un descenso interanual del 9,8%, con 41.459 operaciones. Sin embargo, los datos anualizados superaron las 646.240 compraventas en 2022, la mayor cifra desde mediados de 2008.

En cuanto a las hipotecas de vivienda, el pasado mes de diciembre se registraron 28.634 operaciones, con un descenso interanual del 8,6%.

El 79,5% de las viviendas adquiridas en el último trimestre de 2022 fueron bloques de pisos, mientras que la vivienda unifamiliar representó el 20,5%, cerrando tres trimestres consecutivos de incrementos.

De las ocho capitales más pobladas de España, solo en Málaga, Valencia y Zaragoza las compraventas en la ciudad perdieron peso respecto a las transacciones realizadas en el total de la provincia.

Así, en la región madrileña, las compraventas en la capital supusieron el 51% del total, el 46,2% en Sevilla, el 27,8% en Valencia y el 26,8% en Barcelona.

Suben las compraventas de extranjeros

La demanda extranjera de vivienda supuso el 14,7% de las operaciones realizadas en el último trimestre del año, un 1,2% menos que en el periodo anterior, cuando se había registrado el mayor resultado de la serie histórica.

Los británicos encabezaron las compraventas acaparando el 10,9% de las transacciones realizadas por extranjeros, seguidos de alemanes (9,2%), franceses (6,4%), rumanos (5,1%) y belgas e italianos (ambos con un 4,9%).

Baleares fue el destino preferido de los extranjeros para comprar vivienda en España, pues representó el 36,2% de las operaciones. La Comunidad Valenciana (28,5%), Canarias (27,3%), Murcia (21,9%), Cataluña (15,6%) y Andalucía (14,7%) fueron las siguientes.

El precio de la vivienda aumenta en Baleares un 5,7%, según los Registradores