jueves 19/5/22

CAEB, Pimem, UGT y CCOO reaccionan ante el aumento de parados en un 36,9%

En este contexto, la presidenta de CAEB ha exigido "acelerar el proceso de vacunación para que Baleares pueda arrancar cuanto antes la temporada turística y reactivar la demanda y, con ella, la economía y el empleo, y evitar así un colapso social".

En términos interanuales, en cambio, el paro subió en Baleares en 7.300 personas (Foto: Archivo)
La Comunidad tiene 83.341 parados, un 36,9% más que hace un año, y 412.115 afiliados, casi un 4% menos (Foto: Archivo)

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha insistido este martes, tras conocer los datos del paro de enero, en que Baleares "necesita ser rescatada" por el Gobierno central "para garantizar la temporada turística".

En un comunicado, Planas ha mostrado su "preocupación" ante los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social en Baleares. La Comunidad tiene 83.341 parados, un 36,9% más que hace un año, y 412.115 afiliados, casi un 4% menos, datos que corroboran que el archipiélago mediterráneo "es la Comunidad más perjudicada por crisis desatada por la pandemia", según CAEB.

Planas ha incidido en que las cifras del paro reflejan un incremento en Baleares muy por encima de la media nacional, algo que "está ocurriendo consecutivamente y mes a mes desde el inicio de la pandemia".

CCOO

CCOO Baleares ha indicado, que la situación sanitaria marcará la recuperación laboral, por lo que pide a las autoridades competentes que comiencen a preparar una desescalada gradual para definir las Islas como destino seguro ante la llegada de turistas en verano.

La secretaria de Ocupación y Formación de este sindicato en la comunidad, Yolanda Calvo, ha lamentado que la situación sanitaria sea "tan crítica" que "ha exigido la paralización de muchas actividades, pues el archipiélago arranca 2021 con un total de 83.341 parados, cifra que supone un aumento anual del 36,9 por ciento.

Asimismo, Calvo ha manifestado que es importante tener en cuenta que no se podrá recuperar la actividad laboral hasta que la situación sanitaria no mejore, por lo que considera que, "casi con total seguridad", Baleares no registrará actividad turística durante Semana Santa.

Según el sindicato, es necesario que se empiece a preparar una desescalada gradual, para que la incidencia del coronavirus mejore y se pueda ir recuperando la actividad económica "poco a poco" y "de manera segura". Según CCOO, esto permitirá mostrar Baleares como un destino seguro.

En relación a los datos del paro, ha criticado que la temporalidad "continúa siendo el gran rasgo diferencial" de Baleares, pues el 16 por ciento de los 16.551 contratos firmados en enero son indefinidos. "Se continúa apostando por un trabajo frágil y fácilmente destructible", ha manifestado.

Por otra parte, ha reivindicado que el sindicato continuará reclamando la prolongación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y la creación de un régimen de financiación especial para Baleares, que permita al archipiélago "proteger tan bien como sea posible a la sociedad balear".

También ha insistido en reclamar que se suba el salario mínimo interprofesional, pues el sindicato lamenta que "son los trabajadores con salarios más bajos los que más están sufriendo la subida de los productos básicos en la cesta de la compra", además de que su situación "es cada vez más delicada".

Finalmente, ha pedido derogar la reforma laboral de 2012 porque "no se puede salir de esta crisis", que "está generando unas desigualdades enormes sobre la base de trabajo temporal y precario tan característico del sistema productivo". Así, CCOO ha recordado que se movilizarán el 11 de febrero ante la Delegación del Gobierno.

UGT

UGT Baleares ha lamentado que las cifras del paro registradas en la comunidad durante enero, son "desoladoras", por lo que ha pedido agilizar la vacunación contra el coronavirus para "evitar ahondar en la precariedad".

La secretaria de Acción Sindical y Comunicación de UGT Baleares, Ana Landero, ha remarcado en un comunicado que se mantiene la "foto fija" del mercado laboral del archipiélago, que desde hace unos meses registra unos niveles de desempleo "dramáticos", con una media de hasta 84.000 parados, según recoge el sindicato.

Además, UGT ha lamentado que la crisis sanitaria "ha rizado el rizo de la precariedad", ya que se sigue manteniendo la contratación a corta duración y la rotación de trabajadores, un hecho al que achacan que el paro haya descendido solo en 998 personas durante el pasado mes, mientras se han realizado 11.893 contratos temporales.

Por ello, pide que se agilice el proceso de vacunación, para que el archipiélago tenga la oportunidad de reanudar su actividad económica para este verano y reclama al Gobierno que "cumpla sus compromisos" y derogue de "inmediato" la reforma laboral de 2012, porque "es evidente" que parte del empresariado está cayendo en la "misma mala praxis" que en la crisis de 2008.

Asimismo, ha subrayado que Baleares sigue registrando el mayor incremento de España en cuanto al número de parados, pues el aumento del 36,9 por ciento de enero es hasta 15 puntos porcentuales mayor que la media estatal. Además, sobre la afiliación, ha lamentado que "se sigue perdiendo empleo a pesar de las medidas de protección".

"En los últimos dos meses se han perdido alrededor de 5.000 afiliados cada mes", ha precisado Landero, que ha remarcado que el archipiélago es una de las autonomías con el aumento interanual "más elevado" de "destrucción" de empleo, una cifra que alcanza el 3,9 por ciento.

Finalmente, la secretaria sindical ha destacado que las restricciones aprobadas durante el último mes por el Govern para frenar los contagios por coronavirus han supuesto una subida en el número de personas afectadas por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que ha pasado de los 30.983 a los 35.156.

Pimem

Pimem ha asegurado, que los empresarios de la comunidad se encuentran "ante la tormenta perfecta" y que las cifras hechas públicas hoy "son el fiel reflejo de cierres y de bajadas drásticas de facturación".

En un comunicado, el presidente de Pimem, Jordi Mora, ha explicado que es una 'tormenta perfecta' por "la bajada drástica de la actividad sostenida en el tiempo, la caída de la facturación, los mercados exteriores afectados por la pandemia, la falta de dinero por parte de la administración autonómica para hacer frente a las duras restricciones y la dificultad por parte de pymes y autónomos a la hora de acceder a más financiación".

La patronal asegura que 2021 será un año "muy difícil" en el ámbito económico y, por tanto, ha reclamado ayudas directas por parte del Estado, la exoneración de impuestos para empresas que cesen su actividad, el replanteamiento de la fórmula del pago del alquiler para locales y prioridad de vacunación para los territorios cuyo PIB dependa de la actividad turística en un 70% como mínimo.

"Este incremento del 36% de parados de enero del 2021 a enero del 2020, es un dato preocupante, y que confirma la situación de UCI de la economía balear", ha dicho Mora antes de recordar que los ERTEs abiertos "han amortiguado un golpe que sería aún mucho peor pero que en el fondo describen la realidad económica de la comunidad y del Estado en general".

CAEB, Pimem, UGT y CCOO reaccionan ante el aumento de parados en un 36,9%
Comentarios