viernes 3/12/21

Los grupos ecologistas (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace España, GOB Baleares, SEO/Birdlife, y WWF España) piden al Patronato del Parque Nacional de Cabrera que rechace el Plan de Usos Militares presentado recientemente por el Ministerio de Defensa. Las organizaciones señalan que estas maniobras tendrían impactos negativos en un área de alto valor ecológico.

Los grupos señalan que en España la calificación de Parque Nacional para un determinado territorio supone el reconocimiento de su elevado valor natural, en virtud del cual se le otorga la máxima figura de protección de acuerdo al ordenamiento jurídico. Dicha protección es incompatible con la celebración de maniobras militares por lo que el Patronato, que se reúne hoy, debería rechazar esta posibilidad.

El Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera fue declarado en 1991 y se considera el mejor exponente de ecosistemas insulares no alterados en el Mediterráneo de nuestro país. El Parque cobija una importante riqueza natural que incluye uno de los fondos marinos mejor conservados del litoral español, junto con especies endémicas e importantes colonias de aves marinas.

Además, el Parque Nacional está incluido dentro de la Red de Zonas de Especial Protección para las Aves (Z.E.P.A.S), producto de la aplicación en España de la Directiva de Aves de la UE; es Lugar de Interés Comunitario (LIC), y está incluido en la Red Natura 2000. Por último, está integrado en la red Z.E.P.I.M (Zonas de Especial Protección de Importancia para el Mediterráneo) del Protocolo de áreas marinas protegidas del Convenio de Barcelona desde el año 2003.

El Plan de Usos Militares que presenta el Ejército de Tierra está en conformidad con la Ley 14/1991 de 29 de abril, por la que se creó el Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera (y que en su Artículo 1.3 obliga a redactar un plan que contenga las limitaciones y condiciones de uso por parte de la Defensa nacional, "armonizando y posibilitando su uso para estos menesteres con los genéricos que implica su función fundamental como Parque Nacional"). También está en conformidad asimismo con el Decreto 58/2006 de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, de 1 de julio, por el que se aprueba el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de Cabrera para el periodo 2006-2012.

Sin embargo, es necesario tener presentes los marcos temporales de los que se habla. El Parque fue declarado como tal en 1991, en un momento en que en este país la protección del medio ambiente y la conservación de los espacios naturales avanzaban pero todavía dando sus primeros pasos. Por todo ello, el grado de conciencia social respecto a la necesidad de la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente no habían avanzado hasta lograr los grados de reconocimiento actuales.

Este factor puede explicar que, en aquel momento, se decidiera prever la posibilidad de elaborar y aprobar este Plan de Usos Militares. Sin embargo, y ante el alto grado de valoración que muestra la opinión pública española con respecto a los Parques Nacionales y otras figuras de protección así como, de modo más general, hacia la conservación de la naturaleza, las organizaciones consideran que hoy en día este Plan será rechazado por la opinión pública.

Por último, las organizaciones consideran que el plan no sólo es inadecuado sino absolutamente innecesario. El Ministerio de Defensa y el Ejército ya cuentan con abundantes territorios terrestres y marinos donde se pueden realizar maniobras y ejercicios y que presentan menos riesgos de causar daños graves en un ecosistema de gran valor ecológico.

Rechazan nuevas maniobras militares en Cabrera
Comentarios