jueves 19/5/22
bRiq5GBulAZbz-g8n0kJqaxV_dhjvzPgGdP_i-piYx2tIy_T5owYfgc5NVwo6ogwdnbMKf3BLoycBz0Th23UVWwuOA=s0-d-e1-ft
Reunión mantenida esta mañana entre Alfonso Robledo y Miguel Planas, presidente y abogado de Restauración CAEB respectivamente, junto con el regidor de Medio Ambiente y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma, Ramón Perpinyà y Manuel Menéndez, gerente de EMAYA.

La Asociación de Bares, Cafeterías y Restaurantes de Baleares (Restauración CAEB) ha alcanzado un acuerdo con la Empresa Municipal de Agua y Alcantarillado (EMAYA), según el cual, los restaurantes y establecimientos hosteleros de Palma pueden aplazar el pago de las facturas ya emitidas, tanto de agua como de alcantarillado.

Así pues, y con el objetivo de paliar los efectos causados a consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y las declaraciones del estado de alarma, los establecimientos del sector de la restauración logran obtener un acuerdo similar al  ya alcanzado con el sector hotelero.

A través de este acuerdo alcanzado en una reunión mantenida este viernes por la mañana, que consiste en una línea financiamiento de las facturas emitidas por Emaya, los empresarios de restauración podrán solicitar el aplazamiento del pago de las facturas de agua y recogida de residuos emitidas desde el pasado mes de agosto 2020 hasta el 30 de abril 2021.

Para ello, tal y como han informado Miguel Planas, abogado de Monlex en representación de Restauración CAEB, el restaurador interesado debe solicitar a Emaya de forma telemática, el aplazamiento de la factura emitida para evitar la reclamación de deuda. Este debe ser el único requisito para acogerse a la medida.

Hasta septiembre de 2021

El aplazamiento será, principalmente, por un período de un año. A modo de ejemplo, tal y como explica el abogado de Monlex, “podrían abonarse las facturas emitidas en agosto de 2020 en septiembre del año 2021”.

En determinados supuestos, añade Planas, el aplazamiento se podrá hacer hasta el año 2022. Para ello se deberá cumplir algún requisito adicional (como la aportación de determinada documentación fiscal o que la empresa de restauración hubiese registrado una facturación inferior al 50% durante el año en curso respecto a la misma mensualidad del año anterior, etc.).

Por otro lado, cabe destacar que Restauración CAEB  tiene como objetivo, y por ello ha empezado a trabajar ya con EMAYA, que se junten en una misma gestión y facturación por parte de la empresa municipal, la tasa de incineración, la tasa de basuras y el agua. “Intentaremos que esta posibilidad entre en vigor a partir del 1 enero 2022 ha concluido Miguel Planas.

Los restaurantes de Palma pagarán dentro de un año las facturas de agua y alcantarillado
Comentarios