jueves 19/5/22
d2b0d731-eb23-4a30-b0b0-fd17e8897a17
El alcalde de Palma, José Hila, junto al presidente de EMAYA, Ramón Perpiñán, en la colocación de los nuevos contenedores de residuos orgánicos.

La Empresa de Aguas y Alcantarillados de Palma (EMAYA) ha comenzado a instalar los 39 contenedores de residuos orgánicos en las barriadas de Santa Catalina, Son Armadans, Son Dureta y Sa Teulera, así como otros 21 en zonas de la capital balear que ya contaban con este recurso, que ahora se verá ampliado.

El alcalde de Palma, José Hila, y el presidente de EMAYA, Ramon Perpiñán, han asistido a la colocación del primer contenedor al barrio de Santa Catalina, concretamente en la Glorieta de Pau Casals. En el acto, el primer edil ha aprovechado para recordar que el 22% de la población de Palma ya tendrá acceso a esta recogida y podrá contribuir al reciclaje, para lograr una ciudad más sostenible y luchar contra el cambio climático.

Ha sido lo primero de los 10 contenedores marrones que se instalarán en este barrio. Hasta día 11 de noviembre se ubicarán también 16 contenedores en Son Armadans, 8 en el barrio de Son Dureta y 5 a la Teulera. 

Así mismo, se amplía la recogida selectiva de esta fracción que ya existe en varios barrios de Palma, colocando 21 contenedores nuevos, 2 en Son Flor, 3 en Los Almendros-Son Pacs, 1 más en el Fortí, 6 en Son Cotoner, 2 en el Camp d'en Serralta y 7 más en Son Rapinya, que ya se instalaron ayer.

En estos barrios, junto con Son Dameto y Son Espanyolet, ya se habían instalado 68 contenedores entre 2018 y 2019, y ahora habrá 89. De este modo se encontrará un contenedor marrón cada dos puntos de contenedores, mejorando el servicio haciéndolo más próximo a todos los vecinos.

Así, en Palma habrá a partir de la próxima semana un total de 128 contenedores para la recogida selectiva de materia orgánica a 12 barrios de la ciudad. Estos contenedores están cerrados y se abren con la Tarjeta Ciudadana.

Tarifa justa a partir de 2022

El principal objetivo del cierre de los contenedores es garantizar la calidad de la materia orgánica depositada, para así poder destinar este material a la elaboración de compost y biogás. La tarjeta también permite recoger datos de los usuarios del sistema para poder aplicar, previsiblemente a partir de 2022 una tarifa justa que tiene en cuenta la producción y selección de residuos de cada uno.

Hasta ahora, este objetivo de calidad se ha logrado muy por encima de las expectativas, sobrepasando el 99%, con menos de un 1% de impropios. En cuanto a la cantidad, en 2019 a Palma se recogieron un total de 4.000 toneladas de materia orgánica, un 23% más que el año anterior.

Cabe recordar que la materia orgánica (restos de comida, frutas y verduras, pequeños restos vegetales, café, té, etc.) supone el 40% de los residuos domésticos. Por lo tanto, su recogida selectiva es fundamental para incrementar el reciclaje y lograr el hito del 50% que marca la legislación actual sobre residuos.

Además de estos barrios que disponen de estos contenedores, también se recoge la materia orgánica a diario a la zona del centro histórico, que cuenta con el sistema de recogida selectiva móvil, así como en Son Sardina.

Son Armadams, Son Dureta, Santa Catalina y Sa Teulera ya tienen recogida orgánica
Comentarios