martes. 28.06.2022

El servicio de vigilancia de la posidonia ha llevado a cabo más de 121 mil actuaciones este verano, más del doble que la temporada anterior. Los agentes de medio ambiente han realizado este año 123 salidas y han levantado 130 actas, más del doble también que las 42 del verano pasado. Además, el Govern está redoblando esfuerzos en materia de conservación y protección; y está elaborando y revisando las praderaías existentes. 

Esta labor se suma al proyecto "SOM Pòsidonia" y que consiste en la señalización, la sensibilización y comunicación con los navegantes para garantizar la conservación de esta planta marina.

Concienciación creciente pero no suficiente

El servicio de vigilancia de la posidonia ha finalizado la temporada con 121.245 actuaciones realizadas, más del doble que la temporada anterior. Es el tercer año que se pone en marcha este operativo, que consta de 15 embarcaciones dedicadas exclusivamente a la vigilancia de la posidonia a las que se le suman las embarcaciones de apoyo de las reservas marinas, de los espacios naturales protegidos, de la Guardia Civil y los agentes de medio ambiente, que han contado con embarcación propia por primera vez.

El conseller de Medi Ambient y Territori, Miquel Mir, ha destacado los datos sobre embarcaciones movidas y asesoramiento, porque ejemplifican la concienciación creciente por parte de la ciudadanía sobre la necesidad de conservar y proteger la posidonia. «Es muy positivo que menos de un 10% de las embarcaciones comprobadas se hayan tenido que mover, puesto que significa que cada vez más gente se preocupa para fondear correctamente y no echar a perder la posidonia».

El conseller de Medi Ambient, Miquel Mir, en rueda de prensa para presentar los datos relativos a la protección de la posidonia (Foto: Conselleria Medi Ambient i Territori)

Mir ha subrayado también el crecimiento de las actuaciones respeto el año pasado y lo ha atribuido al hecho que los patrones conocen mejores los puntos más problemáticos y han aprendido a detectar con más celeridad si las embarcaciones están bien fondeadas o no. «En definitiva, este Servicio, pionero y único en el Mediterráneo, es cada vez más eficiente», ha concluido.

En relación a estos datos, Mir ha destacado que en las Pitiusas, donde las campañas de concienciación iniciaron antes, el número de embarcaciones movidas ha estado muy menor. Formentera ha sido la isla donde más actuaciones se han hecho, pero también en la que menos embarcaciones se han tenido que desplazar para estar mal fondeadas.

La protección de la posidonia seguirá siendo una prioridad

Mir ha anunciado que ya se han iniciado las tareas para cartografiar las praderías de posidonia, un proyecto financiado por el Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) y que se prevé esté finalizado el mayo de 2020.

De este modo, ha subrayado, la próxima temporada, por primera vez, los navegantes podrán contar con la cartografía completa de las praderías de todo el archipiélago.

Sigue el fondeo sobre posidonia a pesar de duplicarse las inspecciones
Comentarios