lunes 01.06.2020

Sindicatos de inquilinos convocan una huelga del pago del alquiler

Imagen de archivo de un edificio en el casco viejo de Palma con pisos en alquiler y en venta (Foto: Lluis FGM)
Imagen de archivo de un edificio en el casco viejo de Palma con pisos en alquiler y en venta (Foto: Lluis FGM)

El comité de huelga de Inquilinos y la asamblea de bienvenida del 31 de marzo deciden mantener y convocar con más fuerza la huelga de inquilinos a partir de este miércoles 1 de abril. Dicho comité se  reúne cada día y convoca asambleas de bienvenida a nuevos inquilinos que se están uniendo a diario.

"A la espera de leer entero el RD del gobierno, expuesto por los medios de comunicación, entendemos que  estas medidas suponen un fraude a las arcas públicas y el endeudamiento de millones de inquilinos a los que  quieren condenar a pagar los precios más abusivos de la historia, así como deudas cuantiosas, en el momento de crisis sanitaria y económica más aguda de la historia", señalan.

"La avaricia de un puñado de rentistas y por la tacañería de este gobierno"

Por ello, agregan que "nos negamos a figurar como deudores durante 10 años por la avaricia de un puñado de rentistas y por la tacañería de este gobierno que se niega a suspender los costes de alquileres y suministros, así como ayudar a aquel eventual pequeño propietario que se quedara sin ingresos".

"Nada dice tampoco el gobierno sobre la necesidad de tomar el control de las viviendas de los grandes propietarios. Es absolutamente injusto y además, incoherente con el propio decreto del gobierno que no haya quita completa ni parcial en los gastos de agua, luz y gas, cuando estos suministros básicos son suministrados por empresas multinacionales privatizadas y rescatadas por un gobierno tras otro", apuntan.

"Si el gobierno admite quitas en viviendas de bancos y fondos buitre de hasta un 50%, ¿Por qué no habla de quitas sobre el coste de los suministros? También hemos decidido hacer un grupo específico para todos los inquilinos que tienen que reclamar judicialmente o que ya están reclamando los arreglos de sus viviendas así como daños y perjuicios a los propietarios que se niegan a asumirlos", aseveran.

Desde el comité, señalan que "asimismo, hemos abierto un censo de grandes propietarios de  viviendas, así como de propietarios que se dedican a vulnerar los derechos de los inquilinos en el cual, inscribiremos a los propietarios".

Tres exigencias

Exigen la "suspensión inmediata del pago de la renta, para el caso de familias trabajadoras por cuenta ajena y autónomas, arrendatarios de viviendas y/o de sus lugares de trabajo, sin contraprestación para arrendadores que sean personas jurídicas (bancos, empresas administraciones públicas, etc), ni para arrendadores que aun siendo personas físicas (particulares), sean multirentistas".

"Para la minoría de arrendadores que tan solo tenga una vivienda y dependa necesariamente de la renta, les apoyaremos para que reclamen una Renta Básica Universal. No veríamos con buenos ojos que de nuestros impuestos, de los que ya pagamos los ERTEs a favor de las empresas, además paguemos el alquiler íntegro a favor de los arrendatarios. Las ayudas a los arrendadores deben ser para casos de necesidad, ni más ni menos que para los inquilinos. Mientras no se adopte esta medida, sin ingresos suficientes y regulares, no pagaremos", explican.

Por otra parte, demandan "que las viviendas abandonadas en manos de fondos buitres, SOCIMIs, inmobiliarias, entidades financieras y bancarias sean expropiadas y socializadas, para ser puestas a disposición de las miles de  personas y familias que hoy carecen de hogar". 

Además, piden la "suspensión inmediata de los costes de suministros de agua, luz y gas para todas las viviendas y locales de autónomos. Las empresas suministradoras son grandes multinacionales que han chupado de la teta del estado. Nos negamos a volver a garantizar sus beneficios en tiempos de crisis, con nuestras deudas o nuestros impuestos. Conexión o re-conexión de los suministros de agua, luz y gas a miles de familias de las Islas Baleares, sobre todo en Palma que se quedaron sin suministros por acoso inmobiliario o por estar en precario en viviendas de bancos o fondos buitres. El cierre de las fuentes públicas por la crisis sanitaria les ha sometido a la peor de las posibilidades, que es ni siquiera poder lavarse, cocinar, etc. Por humanidad y por evitar problemas de salud pública, exigimos agua, luz y gas para todos". 

Sindicatos de inquilinos convocan una huelga del pago del alquiler
Comentarios