martes 17/5/22
Imagen de una edición de la Pujada a Lluc a Peu
Imagen de una edición de la Pujada a Lluc a Peu

La Pujada a Lluc a Peu desde la Part Forana, prevista para el segundo fin de semana de septiembre, se ha suspendido por seguridad ante la incertidumbre en cuanto a la evolución de la crisis del coronavirus.

Este mediodía, la asociación de Antics Blavets del santuario de la Serra de Tramuntana ha anunciado la suspensión que han confirmado fuentes del Consell de Mallorca, que apoya económicamente la celebración de la marcha.

La entidad ha decidido la suspensión de la caminata "por seguridad" y atendiendo a la salud de los participantes y a la imposibilidad de garantizar que no haya contagios.

La pasada edición de la Pujada a Lluc a Peu desde la Part Forana, la número 40, congregó a más de 8.000 peregrinos la noche del 7 al 8 de septiembre.

La marcha 'De Güell a Lluc', pendiente

Por su parte, otra cita clásica que tiene como destino el Santuario de Lluc, la marcha 'De Güell a Lluc' está pendiente de las instrucciones del Gobierno y la evolución de la pandemia.

El secretario del Grupo Güell, que organiza la marcha, Armando Pomar, su celebración, prevista para inicios de agosto, está pendiente de las resoluciones que dicten las autoridades pero ha señalado que "los plazos se acortan".

Pomar ha añadido, sin embargo, que cada vez va a ser más difícil llevar a cabo una marcha de estas características -el año pasado reunió a unos 6.000 caminantes- si se quiere garantizar la salud de los participantes.

La marcha 'De Güell a Lluc' recorre la noche del primer sábado de agosto los aproximadamente 40 kilómetros que separan la plaza Güell de Palma y el santuario de Lluc.

Suspenden la Pujada a Lluc a Peu, prevista para septiembre, para evitar riesgo de...
Comentarios