lunes 26/10/20

El Congreso vota esta semana la prórroga de los ERTE y la nueva regulación del teletrabajo

Estos decretos están en vigor desde su aprobación en el BOE pero, conforme a la Constitución, el Congreso debe pronunciarse para convalidarlos o, en su caso, derogarlos. Los grupos tienen también la oportunidad de tramitarlos como proyectos de ley para poder proponer cambios a través de enmiendas.
El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, la ministra Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro celebrado en Moncloa, en Madrid (España), a 29 de septiembre de 2020.
El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, la ministra Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro celebrado en Moncloa, en Madrid (España), a 29 de septiembre de 2020.

El Pleno del Congreso votará este jueves 15 de octubre, cuatro decretos leyes aprobados por el Gobierno en septiembre, entre ellos los que contienen la prórroga del sistema de protección al empleo de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y la nueva regulación del teletrabajo.

Concretamente, y según el orden del día del próximo Pleno aprobado en la Junta de Portavoces y recogido por Europa Press, el Gobierno defenderá ante el Congreso tres decretos aprobados en el Consejo de Ministros del pasado 29 de septiembre y otro aprobado siete días antes, el día 22 de septiembre, en el que se contiene la regulación del teletrabajo.

Respecto a los otros tres, uno contiene la prórroga de los ERTE acordada por el Ministerio de Trabajo y Economía Social con sindicatos y patronal, así como la extensión de medidas extraordinarias de protección social, el conocido como 'escudo social', la regulación del teletrabajo en la Administración Pública y medidas para facilitar la contratación en Sanidad y Educación.

Regulación del teletrabajo 

Tras el Real Decreto-Ley del Teletrabajo a Distancia aprobado el pasado martes 22 de septiembre, la compañia Actiu, empresa líder en diseño y fabricación de muebles de oficina para empresas, ha llevado a cabo un estudio donde aproximadamente 400 profesionales de múltiples perfiles han dado a conocer su situación en torno al teletrabajo y las medidas tomadas en esta segunda ola de la pandemia.

El 68% de los españoles apuesta por un trabajo semipresencial, frente al 18% que prefiere teletrabajar al cien por cien y a otro 12% restante, que afirma querer volver a las oficinas.

Es importante señalar que el 46% de los encuestados confiesa que no conoce en detalle el contenido sobre el Decreto Ley del Trabajo a Distancia, ya que el 46% de los encuestados confiesa que no conoce en detalle su contenido, el 21% que le parece poco regular, el 17% que no aporta grandes novedades y el 15% considera que es bueno.

Para el 77% de los encuestados, la parte más negativa del teletrabajo es la pérdida de la socialización y de las relaciones personales.

Teletrabajo regular a partir del 30% de la jornada

Aprobada también con el aval de los sindicatos CC.OO. y UGT y las patronales CEOE y Cepyme, la regulación del teletrabajo considera esta opción como regular si alcanza al menos el 30% de la jornada, siendo sufragado o compensado por la empresa y sin suponer gastos por parte del trabajador con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral.

En términos generales, el trabajo a distancia será voluntario y reversible y requerirá la firma de un acuerdo por escrito, que podrá formar parte del contrato inicial o realizarse en un momento posterior, sin que esta modalidad pueda ser impuesta.

Teletrabajo en la administración

El Gobierno también defenderá en el próximo Pleno el decreto ley con la regulación básica del teletrabajo para los empleados públicos de todas las administraciones, en torno a 2,5 millones de trabajadores, si bien cada comunidad autónoma procederá al desarrollo normativo que considere oportuno en el plazo de seis meses.

Esta norma, acordada con los sindicatos de la administración CSIF, CC.OO. y UGT, incorpora en el Estatuto Básico el teletrabajo como una modalidad organizativa, recoge que no podrá suponer ningún incumplimiento de la jornada y el horario y de la normativa en materia de protección de datos de carácter personal, y establece como requisito previo la valoración del carácter susceptible de poder realizarse las tareas asignadas al puesto y la formación en competencias digitales.

El Congreso vota esta semana la prórroga de los ERTE y la nueva regulación del teletrabajo
Comentarios