lunes 24/1/22

El empresario marroquí de unos 40 años que amenazaba con lanzarse de una grúa en un complejo hotelero de Canyamel ha decidido bajar tras varias horas conversando con un negociador.

El varón, que regenta una empresa de construcción, reclamaba inicialmente la cantidad de 200.000 euros a una empresa que lo tenía subcontratado. A medida que transcurría el tiempo ha rebajado sus pretensiones hasta que a las 16:00 horas ha decidido bajar sin percibir ninguna cantidad económica. El empresario pedía que se le entregara el dinero para pagar a la Seguridad Social y las deudas que tiene pendientes con Hacienda. Insistía en que si no le abonaban esa cantidad se lanzaría desde la grúa. Hasta el lugar se han desplazado un gran número de dotaciones de la Guardia Civil, Policía Local, Bomberos de Mallorca, entre otros efectivos de emergencia, así como un negociador que desde hace varias horas dialogaba con éste. Todas las tareas de trabajo han sido suspendidas.

Al parecer esta no es la primera ocasión en la que el empresario actuaba de esta manera, ya que hace una serie de año, en Barcelona realizó un acto de similares características al subirse a una grúa para reclamar una cantidad económica.

La mala gestión de su empresa podría haber sido el motivo que le hubiera llevado esta mañana a subirse a una grúa del complejo hotelero de Canyamel, en Capdepera.

cap1

cap3

cap5

cap4

El empresario que amenazaba con lanzarse de una grúa en Canyamel baja tras varias horas...
Comentarios