jueves 09.07.2020

Rafa Nadal carga en una carta abierta contra el alcalde de Manacor

Nadal y Perelló, rodeados de autoridades baleares (Foto: Gob)
Nadal y Perelló, rodeados de autoridades baleares (Foto: Gob)

Rafa Nadal está harto de las acusaciones que apuntan sobre un presunto trato a favor recibido para la construcción de su academia y la ampliación del Club Nàutic Porto Cristo   para poder amarrar allí su catamarán. Así, el tenista mallorquín ha cargado contra el alcalde de Manacor, el ecosoberanista Miquel Oliver, en una carta abierta publicada este jueves en el portal 'Manacor Noticias' que ha convertido al municipio en tendencia a nivel nacional esta tarde en Twitter. 

Cabe recordar que, a finales de octubre, el Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) censuró la ampliación del Centro internacional de tenis Rafa Nadal, aprobada en el Consell de Govern, por suponer hacer «un favor más a la familia Nadal» que se suma, según los ecologistas, «a la ampliación del Puerto de Manacor» para que dé cabida a las «embarcaciones de lujo del tenista», y al último «pelotazo urbanístico» que se pretende aprobar en Manacor.

Aquí la carta integra de Rafa Nadal:

«Hola a todos. Lo cierto es que querría haber escrito estas líneas hace algunas semanas, pero ha sido un año intenso para mí y he preferido estar centrado en los complicados retos deportivos que he tenido por delante. Pero ahora que la temporada ha terminado y que estoy empezando a preparar la siguiente, me dirijo a vosotros para que podáis conocer algunas cuestiones que para mí son importantes.

Siempre he intentado ser honesto y coherente con mi forma de hacer las cosas y he respetado todos los puntos de vista. Pero, como a cualquier persona, me duele recibir ataques injustificados y difamatorios que lo único que pretenden es manchar mi nombre.

Puedo asegurar que el proyecto de la Academia podría haberse llevado a cabo en varios lugares del mundo en los que nos ofrecieron importantes beneficios y muchas facilidades. Pero siempre tuve claro Manacor.

Por eso, ante la publicación de informaciones hechas con la intención de hacerme daño a mí y a mi familia, en las que incluso se ha cuestionado mi relación con Manacor, me veo obligado a responder para que todos vosotros podáis tener una información completa de ciertas cosas que unos pocos han dicho, comentado o publicado de manera malintencionada. Aquí os las expongo:

Se me ha acusado de ser un privilegiado y haber tenido un «trato de favor» por haber podido construir un centro deportivo y educativo en Manacor, de acuerdo con las exigencias de una Ley que aprobó el Parlamento Balear en 2012 y que se modificó parcialmente en 2018. Sí, me siento un privilegiado, ya que la mayoría parlamentaria consideró de manera democrática que este proyecto estratégico para Mallorca tendría mucha más fuerza si se realizaba mientras yo estaba en activo, ya que se multiplicaría la repercusión. Y siempre he estado agradecido por ello.

En la Academia he invertido una parte muy importante de mi patrimonio (cosa que también se ha puesto en duda), y estoy muy feliz de que en ella puedan trabajar más de 300 personas luchando todo el año por hacerla sostenible, algo complicado tratándose de una ciudad pequeña y con más dificultades de conectividad que nuestros grandes competidores internacionales. Hemos llevado a cabo la construcción contratando a empresas de la zona y siempre que es posible priorizamos adquirir productos y materiales de empresas locales. De igual manera, en la Academia becamos a jóvenes promesas de Mallorca, ayudamos a entidades deportivas (y no deportivas) locales y nos esforzamos por expandir a otros países el modelo creado aquí, en Manacor.

La Ley que antes mencionaba, fijaba toda una serie de obligaciones con el Ayuntamiento que a continuación enumero:

- En concepto de aprovechamiento urbanístico y ya abonados o pagados 753.000 euros.

- Zona verde acondicionada ya entregada de 3.126 m2.

- Importe del coste de una zona verde acondicionada, de 2600 m2 pendiente de conocer su valor por parte del ayuntamiento.

- Aparcamiento público con una superficie de 3.500 m2 a la espera de tener la aprobación del Consell y del Ayuntamiento.

- Costear junto con el Ayuntamiento una rotonda en la carretera para mejorar la circulación.

Aunque alguno esté intentando hacer ver lo contrario, estoy y estaré encantado de cumplir con todas estas obligaciones, porque es mi deber como ciudadano. Se nos acusó el 12 de noviembre de no pagar el IBI o las tasas de basuras en la Academia, algo completamente falso, ya que los pagos correspondientes al IBI se llevaron a cabo en octubre nada más recibir el documento para hacerlo y el primer pago en concepto de la tasa de basuras en noviembre de 2017. Me pregunto el porqué de estas acusaciones tan malintencionadas cuando es tan sencillo poder comprobar que no son ciertas:

- IBI correspondiente al año 2017 100.000 Euros

- IBI correspondiente al año 2018 98.000 Euros

- Tasas de basuras correspondiente al año 2017 7.000 Euros

- Tasas de basuras correspondiente al año 2018 11.600 Euros

Aunque a nivel personal, lo que más me ha dolido ha sido que el Alcalde de Manacor me haya acusado de «vivir al margen del municipio» añadiendo que «la manacorinidad se practica, no se verbaliza». Sinceramente, tener que leer y escuchar esto me resulta muy ofensivo y doloroso. Quizá haya personas a las que no les gusta la manera con la que he llevado el nombre de Manacor por todo el mundo, pero creo que no cabe ninguna duda de que me he esforzado por hacerlo de la mejor manera posible.

Siempre he estado para lo que Manacor necesitase de mí. Por eso, cuando hace 7 años se me pidió ayuda económica para poder finalizar el proyecto del auditorio, no dude ni un instante en hacer la donación necesaria. Lo hice de manera desinteresada y de corazón. Como otras ayudas que he hecho por la comarca de manera reciente con situaciones catastróficas y cuyo recuerdo sigue produciendo dolor tanto a la zona afectada como a personas muy cercanas a mí.

Puedo asegurar que el proyecto de la Academia podría haberse llevado a cabo en varios lugares del mundo en los que nos ofrecieron importantes beneficios y muchas facilidades. Pero siempre tuve claro que, aunque me supusiera un elevado coste económico, quería hacerla en mi casa, en Manacor para que este proyecto fuera positivo para mi comarca y para las Islas Baleares.

De igual manera, quise que el primer Centro de mi Fundación estuviese ubicado en Palma de Mallorca, donde ayudamos a más de 250 niños de los barrios de Nou Llevant y la Soledat, zonas especialmente desfavorecidas y con falta de recursos.

Manacor y Porto Cristo lo son todo para mí: aquí vivo, entreno, tengo a mi familia, a mis amigos y es donde hago mi día a día. Una de mis grandes aficiones es el mar y algunas personas han querido criticarme hasta esto mediante falsas informaciones en las que han dejado entrever un trato de favor con el amarre de mi embarcación. He llegado a leer y escuchar que hará falta hacer obras en el puerto, lo que es rotundamente falso. Ya sé que no haría ni falta comentar este tipo de cosas, pero prefiero dejar claro que he actuado siempre como un socio más de los 300 que formamos el Club Náutico de Porto Cristo, cumpliendo con todos los procesos legales habituales.

Podría extenderme con más situaciones que me he callado durante mucho tiempo, pero no me gusta entrar en determinadas polémicas. Solo quería expresar mi sentimiento de dolor y decepción con determinados temas y deciros lo que pienso, ya que creo que merecéis también tener mi punto de vista ante las cosas que se han publicado o que van diciendo algunas personas. Atentamente, Rafel».

Leer Más: La ampliación del centro de Rafa Nadal, «un favor más a la familia» para el GOB

Rafa Nadal carga en una carta abierta contra el alcalde de Manacor
Comentarios