martes. 25.06.2024

La lucha contra la venta ambulante ilegal empieza a dar sus frutos aunque los comerciantes, pese a aplaudir algunas de las medidas que se están tomando para hacer frente a esta competencia ilegal, entienden que no es suficiente ya que exigen actuar con rotundidad contra las mafias que controlan la distribución de los productos. Desde Pimeco se contempla con satisfacción que Cort haya empezado a implicarse seriamente en este problema pero demanda que esta implicación se extienda a todos los organismos públicos competentes.

El presidente de la Asociación del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (PIMECO), Bernat Coll, se reunió el pasado viernes con el alcalde de Palma, Toni Noguera quien, según sus declaraciones "nos indicó que era un gran defensor del pequeño y mediano comercio por lo que se estaban ejecutando actuaciones para luchar contra la venta ambulante ilegal en la ciudad".

Bernat añade que "ciertamente, hemos podido comprobar que existe una mayor presencia policial en algunos puntos turísticos como cerca del Moll Vell o en la plaza Mayor por lo que nuestra percepción es positiva ya que durante determinadas horas del día la presencia policial ahuyenta a los manteros".

No obstante, el presidente de esta asociación advierte que "a pesar de todo ello, no debemos bajar la guardia ya que no solo es cuestión de que haya más policías en la calle sino que tiene que haber un trabajo importante por detrás, es decir, se ha de atacar a las mafias que controlan la distribución de estos productos ilegales. Desde el Ayuntamiento de Palma nos han asegurado que conocen la ubicación de los almacenes desde donde se distribuyen estos productos por lo que hay que denunciar a estos locales".

En este punto, Bernat Coll lamenta que desde Delegación del Gobierno no se les tenga informados sobre las actuaciones que se están realizando en la lucha contra la venta ilegal reclamado "la necesidad de volver a reunirse para analizar la situación".

Finalmente, el presidente del pequeño y mediano comercio señala que sería interesante que los inspectores de Treball también se implicasen en este asunto ya que, según señala "hay 35 inspectores para vigilar que todos los comercios cumplan la normativa. Entendemos que estos inspectores también podrían vigilar a los top manta".

"Sabemos donde están los locales que distribuyen productos para la venta ambulante ilegal"