viernes 22/10/21

El Govern pide que Banyalbufar, Esporles y Valldemosa sean zonas catastróficas

El Consell de Govern ha acordado solicitar al Consejo de Ministros que declare a los tres municipios, así como a explotaciones agrarias de Mallorca, zonas afectadas gravemente por el temporal del 29 de agosto.

2020090713575347176
El temporal ha afectado a 700 hectáreas de Mallorca, de las que 300 son de cultivos.

Los efectos de la borrasca, con lluvias, tormentas, un tornado y viento de más de 120 kilómetros por hora, han ocasionado daños personales y materiales en estos municipios y en diversas zonas agrícolas de la isla, según ha expuesto la portavoz del Ejecutivo autonómico, Pilar Costa, tras el Consell de Govern.

En particular, el episodio afectó una superficie forestal de la Serra de Tramuntana, de más de 700 hectáreas; unas 300 hectáreas de superficie de cultivos de explotaciones agrarias, viviendas; vehículos, y líneas de baja y media tensión --que dejaron sin suministro eléctrico a unos 4.770 abonados--, y obligó al cierre de carreteras y caminos.

En este sentido, Costa ha remarcado que los daños materiales inherentes a todos los incidentes causados por este episodio de viento muy fuerte y lluvias "son susceptibles de ser recuperados por medio de las ayudas y las medidas económicas" que prevé la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil.

Así pues, el Govern ha instado al Estado a intervenir en los términos que establece esta ley, sin perjuicio de pedir también las medidas complementarias que hagan falta para la recuperación íntegra de los daños sufridos.

De este modo, los particulares afectados podrán solicitar estas ayudas económicas a través de sus ayuntamientos. Los consistorios de los municipios remitirán a la Delegación del Gobierno los expedientes con la cuantificación de los daños para su tramitación ante el Gobierno.

Pérdidas en explotaciones agrarias

La Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación cifra en 2,4 millones de euros los daños económicos a explotaciones agrarias debido al temporal del pasado 29 de agosto, que afectó a unas 15 fincas agrarias de toda la Isla, según el informe inicial presentado hoy. 

Un equipo de técnicos de la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural visitaron durante la pasada semana todas las explotaciones afectadas para recoger los datos de los daños.

En algunos casos, las fincas declararon hasta más de medio millón de euros en pérdidas, contabilizando daños a los cultivos de interior y de exterior, los árboles frutales, la vid, los invernaderos, los sistemas de riego y en las edificaciones agrarias (cubiertas, tejados, red eléctrica, etc.).

El Consell de Govern ha formalizado este lunes la petición al Estado para declarar estas áreas como zonas gravemente afectadas, lo que permitiría recibir ayudas económicas para paliar los daños.

Las fincas que comunicaron a la conselleria daños se encuentran en los municipios de Manacor, Mancor, Felanitx, Porreres, Palma, Maria de la Salut, Banyalbufar, Ariany, Campos, Lloseta, Petra, Binissalem, Esporles, Bunyola y Sencelles. Con todo, en el documento del acuerdo del Consell de Govern se ha reflejado que la petición es para todas "las explotaciones agrarias afectadas de la isla de Mallorca".

El Govern pide que Banyalbufar, Esporles y Valldemosa sean zonas catastróficas
Comentarios