domingo. 26.06.2022

El Ajuntament de Sant Llorenç modifica su planteamiento urbanístico un año después de la 'torrentada'. Se aumentan las zonas protegidas para favorecer la corriente y el drenaje natural más controlado en una situación crítica de desbordamiento del torrente. También se prevé delimitar las construcciones permitidas en las zonas con más peligro de inundación.

Esta modificación, aprobada por el consistorio, afecta los núcleos de Sant Llorenç, Son Carrió y s'Illot.

Mejoras urbanísticas para una mayor seguridad

El Pleno del Ajuntament de Sant Llorenç des Cardassar, ha aprobado la modificación puntual del planeamiento urbanístico vigente a consecuencia de la 'torrentada' de octubre de 2018, que se cobró la vida de 13 personas en el municipio, con cambios que incluyen aumentar el área de protección de los canales de agua, frenar las edificaciones en zonas de peligro de inundación o la apertura de zonas de evacuación en caso de catástrofe natural.

También se prevé delimitar Zonas de Protección Hidrográfica, así como cambios en la morfología de los edificios para facilitar la evacuación vertical.

La estrategia engloba dos grandes bloques o tipos de actuación. Una de carácter más urbanístico, que afecta de manera puntual a las Normas Urbanísticas del Planeamiento Vigente, y otra de carácter más arquitectónico, afectando tanto a la situación, como la morfología de las tipologías edificatorias.

Una de las modificaciones importantes es frenar las edificaciones en zonas de peligro de inundación (Foto: Ajuntament Sant Llorenç) Una de las modificaciones importantes es frenar las edificaciones en zonas de peligro de inundación (Foto: Ajuntament Sant Llorenç)

Más protección en las zonas próximas al torrente

Por una parte, se prevén actuaciones encaminadas a aumentar el área de protección, en relación con los canales de agua que discurren por la trama urbana de la población, mediante cambios y ajustes en la calificación de las parcelas. Se aumentan así las zonas protegidas para favorecer la corriente y el drenaje natural más controlado, en una situación crítica de desbordamiento del torrente.

También se prevé delimitar las condiciones y construcciones permitidas en estas zonas, aumentando la zona de protección y drenaje, así como a las zonas contiguas con riesgo potencial de inundación.

El consistorio llevará a cabo actuaciones puntuales, como la apertura de nuevas zonas de evacuación de agua en caso de inundación del casco urbano. Todo esto delimitado en zonas que presentan riesgo alto potencial de inundación y de graves daños en caso de retención del agua de correntía natural.

Evitar futuras inundaciones 

El segundo bloque de intervenciones delimita las Zonas de Protección Hidrográfica. Estas zonas se han denominado, zonas PH (Área de Protección Hidrográfica) y son zonas de especial sensibilidad en caso de emergencia por lluvia y por tanto se consideran como áreas de una mayor necesidad de control urbanístico.

Por último, el Consitorio ha explicado que también exigirá la obligatoriedad de creación de azoteas en cubierta, con acceso directo desde el interior de los edificios, para facilitar la evacuación vertical y segura de los usuarios o residentes.

Esta modificación, que afecta los núcleos de Sant Llorenç, Son Carrió y s'Illot estará expuesta al público desde este sábado, que ha sido publicada en el BOIB, y durante 45 días naturales. Todo el mundo quien quiera la podrá consultar en el Ayuntamiento del municipio en horario de oficina.

Cambio urbanístico para evitar los daños de futuras 'torrentadas'
Comentarios