domingo 9/8/20

Los campamentos de verano, un éxito a pesar de las consecuencias de la Covid-19

El Consell de Mallorca hace un balance "positivo" de sus campamentos de verano en La Victòria
Un total de 547 niños y jóvenes de entre ocho y 15 años han disfrutado de una estancia de una semana en las instalaciones de La Victòria (Foto: Consell de Mallorca)
Un total de 547 niños y jóvenes de entre ocho y 15 años han disfrutado de una estancia de una semana en las instalaciones de La Victòria (Foto: Consell de Mallorca)

El Consell ha hecho balance "positivo" de los campamentos de verano 'Lleure a lloure' que organiza, a través del Servicio de Juventud de la institución insular, en La Victòria en Alcúdia. Un total de 547 niños y jóvenes de entre ocho y 15 años han participado en esta actividad. 

El balance de los campamentos de verano que organiza, a través del Servicio de Juventud de la institución insular, por segundo año consecutivo es "positivo" pese a estar marcados por las medidas sanitarias y de prevención para evitar contagios de la COVID-19.

Ocio con medidas de protección

Se ha trabajado con subgrupos de máximo de 20 personas; se han distribuido por turnos los espacios comunes, como el comedor; y se han establecido un máximo de tres usuarios por tienda. Toda esta serie de medidas, ha destacado el Consell, fueron preparadas por las instituciones insulares y el Govern durante el estado de alarma con la voluntad de garantizar el ocio este verano, y que han resultado "efectivas" en La Victòria.

Asimismo, ha señalado que, este año, la Dirección Insular de Participación y Juventud ha ofrecido un servicio de bus lanzadera Alcúdia - La Victòria para trasladar a los niños tanto al inicio como al final de los turnos, con el objetivo de evitar aglomeraciones en el campamento.

Más de 500 participantes

Por otro lado, el Consell ha comunicado que un total de 547 niños y jóvenes de entre ocho y 15 años han disfrutado de una estancia de una semana en las instalaciones de La Victòria.

El objetivo de esta actividad, ha destacado, es ofrecer un espacio para desarrollar actividades de ocio y tiempo libro relacionadas con la naturaleza y el deporte, y hacerlo por un precio que garantice la igualdad de oportunidades, puesto que la plaza ordinaria tiene un coste de 112 euros y la bonificada para los usuarios de servicios sociales es de 56 euros.

En este sentido, ha concluido, detallando que en cada uno de los 10 turnos que ha habido entre el 21 de junio y el 25 de julio, ha habido cinco plazas ocupadas por niños y jóvenes que provienen de los Servicios Sociales de las Administraciones Públicas.

 

Los campamentos de verano, un éxito a pesar de las consecuencias de la Covid-19
Comentarios