domingo 9/8/20

El clero se va de fiesta

Tras la fiesta del pasado sábado el GOB Mallorca exige el cierre del chiringuito de Portals Nous, cuya concesión administrativa pertenece a un Bisbat de Mallorca que se la podría haber cedido o alquilado a una empresa a cambio de una prestación económica
El clero se va de fiesta

El pasado sábado, decenas de personas desafiaron a la pandemia de coronavirus (Covid-19) juntándose en un 'beach club' situado en Portals Nous. La gran mayoría de los asistentes, además de no respetar la requerida distancia social, también obviaron la necesidad imperativa de portar mascarillas. 

La aglomeración quedó inmortalizada en vídeos y fotografías. Y es que hay que subrayar que a los clientes del chiringuito, se les unieron inesperados asistentes que se acercaron hasta el lugar en moto acuática o en lanchas. 

Una concesión polémica

Este martes, el Grup d' Ornitología Balear (GOB) ha presentado ante Demarcación de Costas un escrito para exigir el cierre del chiringuito existente en la zona de s'Oratori de Portals Nous que actúa como "un 'beach club' de playa, construido sobre el mar y las rocas de la acera, a un lado de la playa".

El GOB ha señalado este martes que, en 1966, se otorgó al Bisbat de Mallorca una concesión administrativa para ocupar la zona desde s'Oratori de Portals con destino a bar y embarcadero, concesión que fue modificada en 1979.

Sin embargo, la organización ha asegurado que, de momento, no consta que se haya publicado en el BOE prórroga de esta concesión, debiendo deducir en consecuencia que no ha sido prorrogada.

Por otra parte, el GOB ha señalado que la empresa que explota la concesión que se otorgó al Bisbat de Mallorca es la sociedad Roxybeach, SL, que dispone de la autorización para la instalación y explotación de servicios de temporada hasta 2021.

En caso de que la concesión estuviera vigente, el hecho de ser explotada por otra persona física o jurídica distinta del concesionario sería motivo de extinción de la concesión ya que en la legislación de costas no está permitido que se puedan ceder o arrendar las concesiones, debiendo ser en todo caso explotadas por el concesionario. Todo aparenta a que el Bisbat ha cedido o alquilado la concesión a una empresa a cambio de una prestación económica.

Foto: Life-Globe.com

Por este motivo, el GOB ha exigido a Demarcación de Costas una certificación sobre el registro de usos que contenga la propiedad. También se ha solicitado, en caso de que las concesiones estuvieran vigentes, que se tramite el expediente de caducidad por ser explotada por un titular diferente al concesionario.

El clero se va de fiesta
Comentarios