martes. 16.04.2024
Visita de las autoridades a la depuradora de Santa Ponça.
Visita de las autoridades a la depuradora de Santa Ponça.

El Ayuntamiento de Calvià pasará de reutilizar un 12 por ciento de las aguas tratadas en el municipio a un 85 por ciento, gracias a la nueva estación regeneradora de agua (ERA) de Santa Ponça, según se ha informado este miércoles.

Así se ha puesto de manifiesto durante la visita que han realizado la presidenta del Govern, Francina Armengol, y el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, a esta infraestructura financiada a través del canon de saneamiento.

A la visita han asistido, además de la presidenta y el conseller, el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez Badal, y diferentes miembros del equipo de gobierno municipal y de Calvià 2000, la empresa pública municipal encargada de la gestión del agua.

Las obras han supuesto una inversión de 5,3 millones de euros y permiten hacer un adelanto importante en la optimización de recursos hídricos en el municipio de Calvià, puesto que la estación producirá diariamente 20.000 metros cúbicos de agua regenerada para usos extensivos, como los huertos o las explotaciones agrarias, y 10.000 metros cúbicos más para usos urbanos no potables, como el riego de zonas verdes u otros usos urbanos.

Durante la visita, la presidenta Armengol ha agradecido al Ayuntamiento el trabajo conjunto para la mejora de las necesidades básicas de la ciudadanía del municipio de Calvià.

Armengol ha destacado que durante esta legislatura y la anterior se está realizando la mayor inversión en todo tipo de infraestructuras hídricas en Baleares.

Buen uso del agua

La presidenta ha reivindicado la colaboración institucional y los consensos con los ayuntamientos para tener un planteamiento inversor que permita hacer un buen uso de un bien escaso como el agua.

Por su parte, el conseller ha indicado que esta estación señala el futuro de la gestión integral del ciclo del agua, un futuro en el que habrá que continuar adaptando las infraestructuras a la emergencia climática y a la escasez creciente de un recurso finito.

La depuradora de Santa Ponça tratará el 85% del agua de Calvià