martes 30/11/21

Santa Margalida apuesta por la renovación del césped artificial de los dos campos de fútbol

La reforma ha supuesto un valor añadido para la práctica de este deporte tras el confinamiento
Martí Àngel Torres ha ocupado el sillón presidencial de la sala de plenos durante el primer año de legislatura

Mallorca Confidencial entrevista a Martí Torres. Ha sido alcalde de Santa Margalida durante este primer año de legislatura. Joan Monjo, es el actual alcalde y cabeza de lista de Convergència-El Pi, ostentará la vara municipal los tres últimos años de legislatura. 

MAC. Acaba el primer año de legislatura y usted deja la alcaldía. ¿Con qué sabor de boca deja la vara?

Cedo la alcaldía a mi socio de gobierno en cumplimiento del acuerdo al que llegamos a principio de legislatura. Un acuerdo de palabra, sin documentos de por medio, que deja patente el talante del equipo del Partido Popular. Por lo que se refiere a cuáles son mis sensaciones después de haber sido el alcalde del municipio decir que estoy satisfecho con la gestión realizada y con los proyectos y acciones llevados a cabo que, principalmente se han caracterizado por seguir una línea continuista en relación a la legislatura anterior. Lo más complicado han sido los últimos meses, los más difíciles hasta el momento de la crisis del COVID-19 y con el país sumido en estado de alarma. Sin embargo, a pesar de la dureza de la situación, el comportamiento de la ciudadanía ha sido ejemplar. De hecho, se lanzaron mensajes de agradecimiento y ánimos a través de las redes sociales.

MAC. ¿En qué ha priorizado este primer año?

Un año no da para mucho, aunque debo decir que he podido iniciar y finalizar los proyectos de cambio de césped artificial de los dos campos de fútbol de Santa Margalida y de Can Picafort y de cambio de tuberías de agua potable y repavimentación de diversas calles de Santa Margalida. También hemos finalizado la  segunda fase de rehabilitación del Passeig Colón, hemos iniciado el cambio de farolas en Son Serra y hemos continuado con las actividades culturales y deportivas, prestando especial atención a los servicios sociales, sobre todo durante los últimos meses, en los que la pandemia ha sido más virulenta. Por otra parte, quiero destacar el proyecto desarrollado por el artista 'margalidà' Guillem Crespí. Se trata de una escultura de un “cap de dimoni”, que hemos colocado en la rotonda de entrada a Santa Margalida.    

MAC. ¿Podemos decir que en Santa Margalida apenas se notará el cambio de alcaldía porque hay un pacto muy tranquilo y sosegado?

El cambio de alcaldía es consecuencia de lo acordado al inicio de la legislatura. Somos un equipo de gobierno compuesto de dos formaciones distintas, que hemos demostrado que funcionamos. Por nuestra parte, basamos la manera de actuar en la disciplina y el respeto.  Esperemos que los próximos tres años sean igual.

"Somos un equipo de gobierno compuesto de dos formaciones distintas, que hemos demostrado que funcionamos"

MAC. ¿Cómo se ha sentido cuando ha tenido que gestionar toda la crisis del COVID-19?

Supongo que como la mayoría de personas a las cuáles ha correspondido ocupar puestos de responsabilidad durante estos meses. Nunca hubiese podido imaginar que tendría que estar al frente del equipo de gobierno para gestionar una crisis sanitaria con la consiguiente declaración del estado de alarma. Ha sido una labor difícil. El municipalismo, se ha tenido que coordinar con las directrices marcadas des del gobierno estatal lo que, en ocasiones, ha tenido como consecuencia diferencias interpretativas que la Federación de Entidades Locales de las Illes Balears nos ha ayudado a resolver. Des de aquí quiero aprovechar la importante labor de  coordinación que ha desarrollado con los municipios. Ha sido crucial.

MAC. ¿Cree que han podido responder a todas las demandas y necesidades de la gente en este aspecto?

Quiero pensar que sí, o al menos, los hemos intentado. Des del principio publicamos toda la información de interés que nos iba llegando des de los gobiernos central y autonómico a través de las redes sociales. También mantuvimos abierto el ayuntamiento y las oficinas municipales de Can Picafort con los servicios mínimos, siempre respetando las recomendaciones sanitarias y con atención telefónica continuada. También ha sido muy importante el trabajo de los servicios sociales, que se han reintentado para continuar prestando sus servicios y han reforzado la plantilla para poder atender la demanda ciudadana, que se ha visto fuertemente incrementada los últimos meses. La cobertura de estas necesidades se ha llevado a cabo mediante una asignación presupuestaria específica. Es decir, hemos intentado estar a la altura de las circunstancias en unos momentos tan difíciles como los que hemos vivido.

MAC. ¿Han visto incremento en las necesidades en materia de servicios sociales debido a la pandemia?

Sí, de hecho desde alcaldía se dictó una provisión que insta a los técnicos de servicios sociales, conjuntamente con la regidoría competente para asegurar la celeridad a la hora de atender las demandas ciudadanas ocasionadas por la crisis sanitaria. El sector turístico es determinante en nuestro municipio. Muchas economías domésticas avanzan en paralelo al buen funcionamiento de la temporada turística que este año no presenta grandes expectativas. Por tanto, es lógico el incremento de las necesidades en materia de servicios sociales, que pienso será más evidente a partir del otoño.

"El sector turístico es determinante en nuestro municipio. Muchas economías domésticas avanzan en paralelo al buen funcionamiento de la temporada turística"

MAC. ¿Le ha impedido el COVID-19 desarrollar algún proyecto o tarea que tuviera previsto?

No, lo que sí ha implicado ha sido la ralentización de determinados proyectos por la paralización obligatoria de la mayoría de actividades decretada durante un cierto período. También supuso la suspensión de eventos festivos, culturales y deportivos, pero fue una circunstancia común a todas las administraciones propiciada por las medidas impuestas por las autoridades sanitarias.

MAC. Parece que no, pero estamos hablando de que la pandemia ha ocupado casi una tercera o cuarta parte de su año de alcaldía.

Es así. No te das cuenta de ello hasta que lo analizas en perspectiva. Los meses durante los cuáles estuvo vigente la alarma transcurrieron deprisa, intentando mantener informada a la población de la normativa dictada des del gobierno central, máxima autoridad en aquel momento. El decreto que regula el estado de alarma es de día 14 de marzo y el pleno de mi renuncia se celebró el día 16 de junio, cinco días antes de que se diera por finalizada la alarma. Por consiguiente, estamos hablando de tres meses, una cuarta parte de mi mandato.

MAC. ¿Se queda con el regusto de no poder haber desarrollado algún proyecto durante su mandato?

No, la verdad es que estoy satisfecho con la gestión realizada este año, principalmente teniendo en cuenta lo sucedido en los últimos meses. Como ya he dicho anteriormente, hemos iniciado y finalizado los principales proyectos que teníamos en mente. En este momento, nos corresponde continuar impulsando las iniciativas que teníamos programadas.

"Hemos iniciado y finalizado los principales proyectos que teníamos en mente. En este momento, nos corresponde continuar impulsando las iniciativas que teníamos programadas"

MAC. Lo que está claro es que Martí Torres no se va, porque continúa en el equipo de gobierno…

Sí, continúo en el equipo de gobierno como primer teniente de alcalde y regidor de las áreas de hacienda y de urbanismo.

MAC. ¿Cuál será ahora su prioridad?

Seguir atendiendo a los ciudadanos. No se trata de una actitud diferente a la que he tenido hasta ahora. Ésta ha sido siempre mi prioridad, al margen de cuál ha sido el lugar que ocupaba en el equipo de gobierno. Seguiremos promoviendo las inversiones sostenibles (cambio de tuberías de agua potable y de la pavimentación de las calles del municipio, cambio en la iluminación pública y cambio de los focos de los campos de futbol de Can Picafort y Santa Margalida). También tenemos previsto el embellecimiento de la entrada a Can Picafort, por la zona de Son Bauló y la construcción de la piscina cubierta en este mismo núcleo.

MAC. ¿Habrá un antes y un después del COVID-19 en Santa Margalida, Can Picafort y Son Serra?

Habrá un antes y un después en general. La pandemia ha puesto de manifiesto que todo puede cambiar, que podemos vivir situaciones desconocidas hasta el momento. La sociedad en general tendrá que reinventarse. Tenemos que buscar alternativas que hagan viable subsistir en caso de crisis, sea cual sea su naturaleza. Para ello, pienso que las administraciones somos responsables, juntamente con la iniciativa privada, de impulsar iniciativas que hagan posible la diversificación. Considero que es una reflexión que debe plantearse desde todos los ámbitos.

"Habrá un antes y un después en general. La pandemia ha puesto de manifiesto que todo puede cambiar, que podemos vivir situaciones desconocidas hasta el momento"

 

Santa Margalida apuesta por la renovación del césped artificial de los dos campos de...
Comentarios