jueves 22/10/20

El ''espectacular'' cambio sobre la situación de la residencia Bell Entorn en Sóller

Así lo ha afirmado este miércoles el director general del Servei de Salut, Juli Fuster. Asegura que se ha notado un gran cambio, a bien, desde la intervención del  Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) y el Govern.
Militares se han sumado a las labores de rastreo en la Central Covid de Can Valero.
Militares se han sumado a las labores de rastreo en la Central Covid de Can Valero.

Juli Fuster, director general del Servei de Salut ha visitado junto al comandante general de Baleares, Fernando García Blázquez, la Central Covid de Can Valero donde 100 militares se han sumado a las labores de rastreo de contactos.

Según ha explicado el director general en declaraciones a los medios, tras la intervención sobre la residencia de Sóller, la contratación de más personal ha permitido, entre otras mejoras, la fijación de dobles circuitos o la separación de usuarios positivos de los que no lo son.

La intervención se produjo después de que una investigación tras confirmarse un alto número de positivos revelara que las actuaciones del centro estaban siendo insuficientes para contener la propagación de los contagios.

Por otra parte, García Blázquez, ha asegurado, tras la incorporación de los militares a las labores de rastreo, que los efectivos están a disposición de la Comunidad Autónoma "hasta que sea necesario".

García ha detallado que los militares que están realizando labores de rastreo son personal con empatía, capaces de establecer una fácil comunicación, conocedores de los medios para su trabajo y que, además, ya han ejercido esta tarea para rastrear los contactos en el propio ejército.

Según ha explicado el comandante general de Baleares de los 100 militares incorporados, 88 son del Ejército de Tierra, 11 del Ejército del Aire y uno procede de la Armada y que están distribuidos en turnos de mañana, tarde y fin de semana con unos 30 efectivos en cada caso.

En este sentido, el director general del Servei de Salut, ha resaltado que el apoyo de los militares está siendo de "gran ayuda" porque está permitiendo reforzar el personal propio y posibilitando llegar a más personas y ampliar los rastreos.

En cuanto a la posibilidad de que cambien las medidas restrictivas en Son Gotleu y otros barrios con restricciones, Fuster ha apuntado a que los datos que muestran mejoras son todavía "muy provisionales" aunque ha admitido que suponen una "muy buena noticia".

El ''espectacular'' cambio sobre la situación de la residencia Bell Entorn en Sóller
Comentarios