viernes 3/12/21

La Fundació Pere Tarrés atiende a 87 niños en Pollença durante el estado de alarma

La ayuda consiste en acompañamiento educativo y social tanto a pequeños como jóvenes y familias con dificultades
Foto: Fundació Pere Tarrés
Foto: Fundació Pere Tarrés

La Fundació Pere Tarrés ha informado de que, durante el estado de alarma, ha mantenido el acompañamiento educativo y social a casi 90 niños y jóvenes en Pollença en situación de vulnerabilidad. En una nota de prensa, han detallado que la ayuda ha consistido en acompañamiento educativo y social tanto a niños como jóvenes y familias con dificultades sociales.

Se trata del proyecto 'Escola Viva', un plan de apoyo y acompañamiento a niños y jóvenes en riesgo de exclusión social impulsado por el Ajuntament de Pollença y desarrollado por la Fundación, que ya ha anunciado su renovación para el próximo curso.

De casi todos los continentes

El proyecto atiende actualmente a 87 niños y adolescentes de edades comprendidas entre los 5 y los 18 años y en sus familias, que en principio continuará el próximo año.

El 65% de los beneficiados son inmigradas procedentes de países como Bangladesh, Senegal, Marruecos, Argentina, Uruguay y Venezuela, Inglaterra, Colombia o Rumanía, aunque algunos ya tienen la nacionalidad española.

La Fundació Pere Tarrés ha adaptado el programa desde que se decretó el estado de alarma. De la atención directa a través de talleres presenciales a lo largo de 35 horas a la semana, se ha pasado a un acompañamiento constante de manera sobre todo telemática y telefónica.

Cinco cuestiones

El trabajo se desarrolla basado en cinco cuestiones: la coordinación con la educadora social del consistorio para el apoyo escolar, la gestión de las ayudas sociales, las propuestas de actividades lúdicas y educativas 'online', la conexión permanente con los jóvenes y el seguimiento telefónico con las familias.

Además. tiene previsto que una vez terminado el curso el programa tenga una continuidad durante julio y agosto. En 2019, 2.400 niños, jóvenes y familias se beneficiaron de los programas educativos y sociales que la Fundació Pere Tarrés promovió en Mallorca.

La Fundació Pere Tarrés atiende a 87 niños en Pollença durante el estado de alarma
Comentarios