jueves 2/12/21

IB-Salut exige por sorpresa un derribo al Ayuntamiento de Llucmajor

Admite que “se trata de un error interno” no haber especificado que el solar para el nuevo centro de salud debía estar despejado
El solar que ocupará el nuevo centro de salud de Llucmajor con la edificación que se debe derribar. (Archivo)
El solar que ocupará el nuevo centro de salud de Llucmajor con la edificación que se debe derribar. (Archivo)

El Servicio de Salud de las Islas Baleares (IB-Salut) ha exigido este miércoles al Ayuntamiento de Llucmajor, en una reunión mantenida entre ambas partes, que se haga cargo del derribo del actual edificio existente en el solar donde se ubicará el nuevo centro de salud, que ha aportado el Consistorio, antes de poder continuar con el proyecto.

Durante la reunión los representantes del servicio de salud han informado "por primera" vez al Ayuntamiento 'llucmajorer' sobre la necesidad de que se haga cargo del coste de vaciar el solar. A este respecto, los responsables de la Consellería de Salud han reconocido que “se trata de un error interno” que se tendría que haber comunicado antes.

En el encuentro han participado el alcalde de Llucmajor, Éric Jareño, el regidor de Servicios Sociales y Salud, Gabriel Rojo y el regidor de Urbanismo, Guillem Roig con Manuel Palomino, director de Gestión y Presupuestos, Mar Rosselló directora del área de Coordinación Administrativa y Yago Gómez, subdirector de Infraestructuras y Servicios Generales del IB-Salut,

Ante esta nueva petición Jareño ha puesto de manifiesto que “en ningún momento se nos informó de este hecho, si no lo hubieramos plasmado en el pliego de condiciones, tal y como hicimos en su momento con absolutamente todos los requisitos que pedía el IB-Salut", para llevar adelante esta iniciativa con éxito.

"El pliego de condiciones y el pliego de prescripciones técnicas que elaboramos en el Ayuntamiento era exactamente igual al que los técnicos de la consellería nos habían pedido. Si nos hubieran pedido esto desde un primer momento, evidentemente lo habríamos incluído también”, ha remarcado Jareño.

Temen retraso

Además, el alcalde de Llucmajor ha añadido que “este malentendido nos saldrá caro y hará que en Llucmajor todavía hayamos de esperar más para poder ceder el solar y tener finalmente el nuevo centro de salud”, que se ha hecho tan necesario para atender satisfactoriamente a la población local.

Cabe precisar que ambas partes han mantenido numerosas reuniones por este proyecto, a las que han asistido cargos políticos, como el director general o el gerente del IB-Salut, así como con técnicos, y "ni unos ni otros informaron en ningún caso de la necesidad de entregar el solar libre de edificaciones", han lamentado desde el Ayuntamiento de Llucmajor.

IB-Salut exige por sorpresa un derribo al Ayuntamiento de Llucmajor
Comentarios